Serena hace historia en su jardín y va por el Grand Slam Nº24
Concentración y Final. Imagen-Wimbledon

Siendo el cuarto enfrentamiento entre ambas, y el segundo en Wimbledon (Serena lidera la serie por 3-0 tras ganar en el Australian Open 2012 por 6-0 y 6-4, en Wimbledon 2012 por 6-2 y 6-4, y este año en el Australian Open por 7-5 y 6-4), Williams y Strycova irían a por todas para conseguir el segundo boleto a la gran final de Wimbledon 2019. Mientras que para Serena ya es costumbre jugar esta instancia en la "Catedral del Tenis" (es la doceava semifinal para la estadounidense que el año pasado llegó a la final tras vencer a la alemana Julia Goerges), para Strycova es un sueño hecho realidad, ya que con 33 años es la primera vez que participaría de una semifinal en un Grand Slam.

Para alcanzar su sueño de jugar este partido, Barbora dejó en el camino a la ucraniana Lesia Tsurenko (6-3 y 6-2), a la alemana Laura Siegemund (6-3 y 7-5), a la holandesa Kiki Bertens (7-5 y 6-1), a la belga Elise Mertens (4-6, 7-5 y 6-2), y se dio el gusto de eliminar a local Johanna Konta por 7-6 y 6-1. Serena, ganadora de 23 Grand Slams, tuvo que derrotar a la italiana Giulia Gatto-Monticone por 6-2 y 7-5, a la eslovena de 18 años Kaja Juvan 2-6, 6-2 y 6-4, a la alemana Julia Goerges 6-3 y 6-4, a la española Carla Suárez Navarro 6-2 y 6-2, y a la estadounidense Alison Riske 6-4, 4-6 y 6-3 para continuar con las esperanzas de volver a ganar un Grand Slam.

Potencia en su máxima expresión

Con la Pista Central del All England Club a más no poder de fanáticos y fanáticas, tras la victoria de la rumana Simona Halep por 6-1 y 6-3 ante la ucraniana Elina Svitolina, Serena y Barbora estaban listas para dar rienda suelta a su mejor tenis. Serena le daría el comienzo al partido con su saque, y sin pensarlo dos veces se quedaría con el 1-0. Strycova empataría rápidamente en 1-1, pero Williams al ganar su servicio (2-1) le arrebataría el game a la checa usando su primer break point del encuentro (3-1).

Ataca Serena. Imagen-Wimbledon
Ataca Serena. Imagen-Wimbledon

Afirmando su potencia y precisión, la ex número uno del mundo Williams, llamaría al juego sin errores (40-0), para confirmar el quiebre realizado y extender su ventaja a 4-1. Barbora intentaría reaccionar para que no se le escapara el primer set, pero una bola ancha le daría a Serena el 5-1. Con la chance de servir para quedarse con el primer set, a Serena no le temblaría el pulso, y con un ace sentenciaría el set a su favor en 6-1 (Williams defendió tres break points a favor de Barbora).

Aquí está Serena

Con apenas media hora de juego, Barbora sabía que iba a tener que continuar disfrutando de este encuentro y que podría darle pelea a Serena si se lo proponía. Y así fue, Strycova se pondría por primera vez al frente en el marcador al mantener su servicio (1-0). Para malestar de la checa, Serena emparejaría el segundo set en 1-1 e intentaría ir a por un nuevo quiebre. Sin embargo, Strycova volvería al frente del set gracias a su saque (2-1) para que luego la estadounidense anotara la paridad de 2-2. Sorprendiendo a la checa, Serena haría realidad su tercer quiebre del partido para darle la vuelta al set (3-2) y haciendo un game "perfecto" (40-0), se pondría a dos de Strycova (4-2).

Su mejor arma. Imagen-Wimbledon
Su mejor arma. Imagen-Wimbledon

Con la derrota a la vuelta de la esquina, Barbora no se rendiría e intentaría defender su saque de las garras de Serena, pero ésta aprovecharía su segundo break point (quinto del partido), y se encaminaría a quedarse con el boleto a la final (5-2). Estando en la misma situación que el primer set (servicio para ganar el set), Williams usaría la firmeza de su saque para aprovechar su único match point y dar por finalizado el encuentro en 6-2. De esta manera, tras 59 minutos de juego, la estadounidense Serena Williams se clasificó a la Final de Wimbledon 2019 y jugará frente a la rumana Simona Halep, que derrotó en el turno anterior a la ucraniana Elina Svitolina por 6-1 y 6-3. Con esta victoria, Serena extiende al historial ante Strycova a 4-0, y se convirtió en la finalista de Grand Slam más veterana en la Era Abierta, superando a la finalista de Wimbledon en 1994, Martina Navratilova (37 años y 258 días, Serena con 37 años y 291 días).

Sonrisa Plena. Imagen-Wimbledon
Sonrisa Plena. Imagen-Wimbledon

 

VAVEL Logo