Zverev vuelve a la senda del éxito
Foto: Zimbio.com

Con la vuelta de la tierra batida, Zverev volvió a ganar un partido tras más de un mes sin hacerlo. Ha sido en Hamburgo, su ciudad natal, en donde aparte de ser un ídolo local, parte como segundo cabeza de serie.

Tras un año más que decepcionante, en el cual está dando más que hablar por temas extradeportivos que por juego mostrado, Alex Zverev volvió a caer humillado en otro Grand Slam. El alemán no levantaba cabeza desde que iniciara la gira sobre hierba y, para espantar fantasmas, decidió apuntarse al torneo de Hamburgo, en su tierra natal, con tal de recuperar su juego. El alemán, partiendo como segundo cabeza de serie, vería como su camino se cruzaba con Jarry, uno de los jugadores revelación del presente curso. Zverev, actual número cinco, partía como favorito. Sin embargo, sus duelos previos no decían lo mismo, ya que se habían enfrentado dos veces, ambas en lo que va de año con una victoria para cada uno.

Lejos del resultado, el partido sería más igualado de lo que se acabaría reflejando, con ambos tenistas tratado de llevarse el partido desde el primer punto. Sin embargo, fue Zverev quien se llevó el gato al agua gracias a estar más acertado que su rival. Ya en el tercer set, dispondría de su primera oportunidad de adelantarse en el marcador y, tras desperdiciar un 0-40, se acabaría llevando el punto. Con Jarry en busca del 'break' que devolviera la igualdad al marcador, Zverev logró romperle de nuevo el servicio y, pese a que Jarry hiciera lo propio en el octavo juego, el alemán solo tuvo que mantener el resultado para llevarse la primera manga por 4-6, pero sin llegar a mostrar detalle alguno de su técnica y sufriendo más de lo debido.


Con el comienzo del segundo set, Jarry comenzaría a fallar ocasiones claras y, pese a disponer de las mismas oportunidades que Zverev de ponerse por delante en el marcador, no aprovecharía ninguna.


El segundo set estaría marcado por los errores de un Jarry que, pese a tenerlas mismas oportunidades de 'break' que su rival, no llegó a aprovechar ninguna, subastando así el devenir del juego en función de lo que hiciera un Zverev que, pese a estar algo más acertado, deberá afinar mucho más su juego si no quiere darle una decepción a su público.

Tras un comienzo de set muy igualado, Jarry se mostró especialmente fallón tras el paso por la banca, ocasión que aprovechó Zverev para comenzar a acosarle con golpeos largos con el fin de que los restos de Jarry se quedaran en la red. La estrategia no le salió mal al alemán, que veía cómo se pondría 15-40 en el quinto juego para adelantarse con suma facilidad en el marcador. Jarry tuvo hasta dos ocasiones para voltear el marcador, pero tras no lograrlo, pudo ver cómo, de nuevo, la primera oportunidad de la que dispondría Zverev la certificaría, poniendo el 2-5 en el marcador. Pese a dejárselo todo en la cancha, Jarry fue incapaz de darle la vuelta al marcador.

De esta manera, Zverev accede a los octavos de final, en donde le esperará Delbonis.

VAVEL Logo