La USTA define los protocolos para Cincinnati y el US Open
Andy Murray levantando el trofeo de campeón del US Open 2012. (Fuente: US Open)

La burbuja de Nueva York, en donde se disputarán los torneos del circuito ATP y WTA de Cincinnati, del 22 al 28 de agosto, y el US Open, del 31 de agosto al 13 de septiembre aspira a ser completamente hermética. Cabe recordar que en ella no veremos ni a Rafa Nadal, que todavía ve peligroso viajar, ni la número uno del circuito de la WTA, Ashleigh Barty, por miedo a la pandemia en este caso. No obstante, a quien sí veremos será al número uno de la ATP, Novak Djokovic.

La federación estadounidense (USTA), ha actualizado sus protocolos anti COVID, haciendo caso en esta ocasión a voces como las de Andy Murray, quien exigía fuertes sanciones para aquél que pudiera poner en peligro la salud del resto de compañeros. Nada más llegar, y antes del primer encuentro, los tenistas deberán someterse a dos test con una diferencia de 48 horas. En caso de positivo, la retirada de dicho tenista será automática y deberá cumplir aislamiento de diez días.

Así pues, cualquier tenista que ponga un pie en Manhattan, fuera de los dos hoteles del aeropuerto y el Bille Jean King Tennis Center, será expulsado y recibirá una una multa. En cambio, si es un técnico, su credencial será revocada y vetado durante todo 2021.

Los jugadores sólo podrán acudir a Nueva York con tres miembros de su equipo, pero sólo uno podrá acceder al recinto de juego. Además, en los vestuarios, según explica el protocolo, se limitarán a un máximo de 30 jugadores a la vez.

Ya por último, relativo a las temidas cuarentenas impuestas a los tenistas a la vuelta a Europa para la disputa de Roma o algún torneo que pueda reubicarse en la semana que ha dejado libre la cancelación de Madrid, la USTA está negociando con los gobiernos y ha anunciado un positivo progreso en dicho tema.

VAVEL Logo