Rafael Nadal, sinónimo de resiliencia
Foto de: @atptour

Han pasado 24 horas de la decimotercera conquista de Rafael Nadal en Roland Garros y no hay mejor momento para recordar una de las épocas más duras tenísticamente hablando que vivió el balear con derrotas sorprendentes y dolorosas, con el fin de valorar (cosa que ya se hace) lo que ha hecho este hombre para el deporte. Concretamente hablaremos del 2015 y 2016.

Empezamos con la derrota antes Tomáš Berdych en 2015 (Open de Australia) una derrota dura en apenas 3 sets: 6-2, 6-0 y 7-6 (5). Sí que es cierto que por aquellas fechas Nadal llevaba 7 meses sin competir y tenía serios problemas físicos.

En ese mismo año (2015) llegaba el segundo Grand Slam de la temporada, su favorito Roland Garros. Tampoco pudo ser y otra vez en cuartos de final caería eliminado ante Novak Djokovic. Con esa derrota el español caería hasta la décima plaza del ranking ATP.

El siguiente Grand Slam era Wimbledon, un torneo donde el balear nunca parte de favorito, pero nunca defrauda y se suele adaptar bastante bien. Otro batacazo más, en segunda ronda el alemán Dustin Brown le venció.

Para acabar el año quedaba el último Grand Slam (US Open), tampoco fue aquí. El italiano Fabio Fognini fue el primer tenista en remontar a Rafael Nadal cuando este había ganado los dos primeros sets, sin duda una de las derrotas más dolorosas.

Llegaba 2016, nueva temporada en busca de alzar el vuelo y dejar de lado la temporada pasada. Volvemos con el Open de Australia y otra derrota dolorosa frente al español Fernando Verdasco que se tomó la revancha de aquellas semifinales del 2008. Otra vez, el español se iba a las primeras de cambio para casa.

Antes de llegar a Roland Garros parecía que Rafa Nadal estaba volviendo a recuperar sensaciones ganando el ATP de Montecarlo y el Conde Godó. Nos adentramos ya en Roland Garros, donde todo parecía que iba bien. Después de ganar a Groth y Bagnis, se vio obligado a abandonar el torneo por una lesión en su muñeca.

Por aquel entonces (2016) eran los JJOO de Rio, y Nadal volvió a ser Nadal. Llegó a semifinales donde perdió con Del Potro tras un auténtico partidazo por parte de ambos y se le escapó el bronce frente a Nishikori, decir que Rafa iba prácticamente en ''reserva''. En dobles hizo historia con su gran amigo Marc López y se colgaron la medalla de oro emocionando a toda España.

Después de los JJOO, Nadal renuncia a Wimbledon, por lo tanto, nos encontramos ya en el final de la temporada y es sinónimo de US Open. Esta vez fue en octavos, donde el francés Pouille venció al mallorquín en el tie-break del quinto set.

Tras analizar estos dos años "malos" es momento de recordar algunos de los torneos que ha conseguido este crack, porque no tiene otro nombre:

  • Roland Garros: 2017, 2018, 2019 y 2020
  • US Open: 2017 y 2019 
  • Master 1000 Montecarlo 2017 y 2018
  • Master 1000 Roma: 2018 y 2019  
  • Master 1000 Madrid: 2017
  • Master 1000 Canadá: 2018 y 2019 

¿Quién nos iba a decir que después de esos dos años iba a volver a conseguir todo esto, y la gesta de ayer? Simplemente Rafael Nadal, por estas razones podemos considerarle como el mejor deportista español y posiblemente uno de los mejores de la historia. La mentalidad de este "extraterrestre" es digna de analizar.

Por último, quiero recordar que Rafael Nadal es todo un señor dentro y fuera de la pista y sus ruedas de prensa son otros triunfos de categoría Grand Slam.

VAVEL Logo