Djokovic vence a Raonic y está en cuartos
Djokovic en acción. Foto: Australian Open

Este domingo, Novak Djokovic avanzó a los cuartos de final del Abierto de Australia tras derrotar al canadiense Milos Raonic por 7-6(4), 4-6, 6-1, 6-4 en dos horas y 52 minutos de juego.

El camino para el serbio estuvo marcado por una incógnita física. Después de ganar el partido de la tercera ronda, arrastrando una dolencia abdominal, centró sus esfuerzos en la rehabilitación, dejando la duda sobre si se presentaría para competir la cuarta ronda.

El primer set fue muy igualado y marcado por el orden de Djokovic a la espera de su oportunidad en el tiebreak. En el caso del canadiense alcanzar el desempate conllevó anular las únicas dos pelotas de roturas del parcial. La muerte súbita remarcó la capacidad de resistencia del balcánico, que se anotó el primer parcial por apenas tres puntos de distancia.

Raonic vino dispuesto a llevarse el partido y quedó bien claro en el segundo parcial. Lejos de perder el ritmo del partido, el canadiense rompió el saque del serbio en el quinto juego con una decidida derecha cruzada. Sus bombazos en el saque y un enérgico juego en la media pista le bastaron para igualar la contienda.

En el tercer set, Djokovic protegió con solidez el fondo de pista hasta hacer impacientar a su rival, cuya derecha comenzó a desestabilizarse, para construir una ventaja de 4-1. El vigente campeón logró llevarse la tercera manga tras volver a quebrarle al norteamericano.

Las piernas del N°1 del mundo mostraron su gran resistencia, completando las dos últimas mangas sin enfrentar ningún punto de quiebre. Djokovic aguardó su oportunidad hasta asestar el quiebre definitivo en el noveno juego del cuarto parcial, suficiente para lograr cerrar el encuentro al servicio.

"No tuve preparación para este partido. Usé cada hora desde el último partido para recuperarme. Tres horas antes de jugar no sabía si iba a poder competir", aseguró el balcánico sobre su estado físico.

Sobre su victoria ante Raonic, explicó lo siguiente: "Durante el partido he tenido momentos buenos y malos, pero no me puedo quejar. He ganado el partido ante un gran jugador y espero estar mejor dentro de dos días".

Habiendo logrado su victoria N°300 en Grand Slams, el serbio enfrentará a Alexander Zverev, N°7 del mundo, por un lugar en las semifinales.

 

 

VAVEL Logo