Sebastian Korda se estrena en el ATP 250 de Parma
Sebastian Korda en la final del Emilia-Romagna Open. (Fuente: ATP Tour)

Era cuestión de tiempo, y por fin ya lo puede decir, Sebastian Korda es campeón de un torneo ATP, en este caso, en Parma, sobre tierra batida, al vencer a Marco Ceccinato en una final a dos sets que se llevó por 6-2 6-4 en una hora y 15 minutos.

Este título es el primero de un estadounidense en tierra batida desde la victoria en Belgrado 2010 de Sam Querrey frente a John Isner. Además, con esta victoria, se convierte en el tenista de su país con más victorias en lo que va de año, con 16 momentáneamente.

El tenista de la NextGen no cedió un solo set toda la semana en su camino a la final, ganando ocho sets hasta entonces en el torneo y confirmando su gran momento de forma ante Marco Ceccinato certificando un torneo estelar con una actuación implacable desde el inicio de  la final. En un suspiro rompió el servicio a su rival para colocarse 4 a 1 arriba en el primer set, para poco después lograr otra rotura, de hecho pudo lograr incluso una tercera en el set, para llevarse la primera manga por 6-2 en 32 minutos.

La calma de un veterano se exhibió durante el segundo set, manejando el marcador y los tiempos  además de la presión de jugar también contra la grada. Se llegó a ver 4-4 30-40, aunque  sacó adelante cualquier tipo de duda y sacar los momentos de tensión en la final.

En la final de dobles, la pareja formada por el argentino Máximo González y el italiano Simone Bolelli se impusieron en dos sets por un doble 6-3 en una hora 21 minutos.  Esta pareja, junto la de sus rivales en la final Oliver Marach y Aisam-ul-Haq Qureshi llegó sin perder un solo set en el torneo, derribando incluso a los terceros favoritos por ránking, la pareja Daniell/Oswald.

Es el segundo trofeo en dobles que comparten este año junto al conseguido en Chile, mientras que la pasada semana en Ginebra quedaron a las puertas al caer en la final.

VAVEL Logo