Carreño da lo mejor para vencer en el ATP 500 de Hamburgo
Pablo Carreño celebrando la victoria en el European Open. (Fuente: ATP Tour)

El segundo cabeza de serie del torneo, Pablo Carreño logró en Hamburgo su mayor título en su trayectoria deportiva venciendo en el European Open en la final a Filip Krajinovic en dos sets tras una hora y 23 minutos de encuentro.

Pablo sería capaz de anular el juego de Filip, que esta semana logró sorprender a Stefanos Tsitsipas quien buscaba también su primer título de esta categoría en suelo  germano. No obstante, el juego de Pablo fue mejor y la dureza de sus golpeos, más que evidente, siendo capaz de ganar un 52% de pelotas al resto completando el encuentro sin encajar ninguna pelota de rotura.

El inicio de la final sería arrollador para el español, y en el primer juego, al resto, llegó al deuce pese a que el juego sería para Krajinovic y no empezar con mal pie. Pero en el resto del primer set veríamos a Carreño aprovechando sus ocasiones y en su primera bola de break romper y encarrilar el set.

El nivel del español por el momento era espectacular, contándose sus errores con apenas una mano y jugando a un tenis acertado en sus golpeos. Krajinovic empezó a desesperarse y, con 2-4 para el asturiano, Krajinovic vio como de nuevo su servicio volvía a ser roto por el español, dejando sentenciado el primer set. Sería así, ya que Pablo se adjudicó en el juego posterior a su servicio el primer set por 6-2.

El español continuaba apretando en el inicio del segundo set, logrando romper el saque para ponerle el partido muy complicado a Krajinovic. Al español le salía cualquier punto que intentaba, con una gran solidez  y calidad. Ese primer break lo mantuvo Carreño en el segundo set hasta llegar al 5-4, donde servía para cerrar el partido y por lo tanto el torneo. Y no falló, con la misma seguridad que en todo el encuentro, a la primera opción que tuvo, Pablo se llevó el duelo en Hamburgo, llevándose a casa el sexto trofeo  personal y el segundo en lo que va de temporada, tras el Andalucía Open sobre tierra batida, allá por el mes de abril.

VAVEL Logo