Iga Swiatek sigue imparable
Iga Swiatek se llevó el Porsche cero kilómetro tras ganar la final en Stuttgart. Foto @PorscheTennis

La polaca Iga Swiatek, número uno del mundo desde este mes, se llevó por delante a la bielorrusa Aryna Sabalenka en la final del torneo WTA 500 de Stuttgart y se consagró campeona sin objeciones. La 23ª victoria consecutiva de la sorprendente jugadora de 20 años se materializó en dos sets por 6-2 6-2.

Después ganar en forma más estrecha en semifinales frente a la rusa Liudmila Samsonova por 6-7 (4) 6-4 y 7-5, Swiatek lució más suelta en la final. Generalmente dominó los intercambios, especialmente durante el primer set, despachado en 37 minutos. La calidad de su golpe de derecha en particular, le permitió jugar cerca de su línea y sofocar a su oponente.

Cuatro trofeos seguidos

Sabalenka opuso algo más de resistencia en el segundo set. Pero la cuarta jugadora del ranking terminó perdiendo su servicio en el sexto juego del set. Con este break en mano, Swiatek no desaprovechó la oportunidad de escaparse hacia otro título, en una definición que duró 1 hora y 25 minutos.

Foto @PorscheTennis
Foto @PorscheTennis       

“Fue un partido duro, luchamos por cada punto. El ambiente era fantástico, ahora entiendo por qué se dice que Stuttgart es uno de los mejores torneos del año. Y es importante para nosotros después de tantos meses sin público”, declaró Swiatek tras alcanzar el campeonato.

En Alemania, la polaca ganó su cuarto torneo del año tras los de Doha, Indian Wells y Miami, el séptimo de su nobel y ya exitosa carrera. Invicta desde su derrota ante Jelena Ostapenko en Dubái a mediados de febrero, se ha afirmado más que nunca como la auténtica líder del circuito femenino, desde la sorpresiva retirada de la australiana Ashleigh Barty, exnúmero uno del ranking, confirmada en marzo

En dobles

La neerlandesa Demi Schuurs y la estadounidense Desirae Krawczyk ganaron la final de dobles tras derrotar a la china Shuai Zhang y la estadounidense Coco Gauff, segundas cabeza de serie, en dos sets por 6-3 6-4.

La pareja campeona ha jugado desde marzo de este año y firmaron su primer campeonato en Stuttgart. Schuurs y Krawczyk tuvieron acción en los torneos de Indian Wells, Miami y Charleston, pero no habían conseguido llegar a la batalla final.

Demi Schuurs y Desirae Krawczyk festejando en el podio. Foto @PorscheTennis
Demi Schuurs y Desirae Krawczyk festejando en el podio. Foto @PorscheTennis      
VAVEL Logo