Sin opciones ante la experiencia

El británico Andy Murray ha conseguido igualar la serie de Copa Davis frente argentina, venciendo en el Emirates Arena a Guido Pella por 6-3, 6-2 y 6-3. De esta forma, Gran Bretaña acudirá a la disputa del quinto punto para intentar dejar sin opciones al grupo de Daniel Orsanic

Sin opciones ante la experiencia
Andy Murray realizando un revés en la Copa Davis | Fuente: Getty Images
Andy Murray
3 0
Guido Pella

La lógica volvió a imperar en la tarde de hoy sobre el Emirates Arena de la ciudad escocesa de Glasgow, donde Andy Murray batió en tres mangas al número 49 del mundo, Guido Pelle, (representante argentino de la Copa Davis). Esta victoria supone la igualdad de posiciones entre el equipo argentino y la Gran Bretaña de Leon Smith, que se romperá con el duelo entre Leonardo Mayer y Daniel Evans a las 17:00 (hora peninsular).

Aunque la buena tendencia del británico desde principios de verano quedó empañada por la caída en los cuartos de final del US Open ante el nipón Kei Nishikori y el debut con Juan Martín del Potro el pasado viernes, Murray ha demostrado cuál es su arsenal armamentístico. El de Tandil confirmó su regreso al más alto nivel y logró derrotar al de Glasgow por 6-4, 5-7, 6-7, 6-3 y 6-4 en cinco horas de juego.

Durante el partido Murray tuvo que recurrir en dos ocasiones al fisioterapeuta, por una contractura en el aductor izquierdo. No obstante, esto no impidió al oro olímpico resolver con facilidad la prueba frente a Pelle en dos horas.

Protegiendo el fortín de Glasgow

El tenista escocés comenzó su puesta en escena en el Emirates Arena con un ace, dando muestras de la solidez y la entereza que caracterizan su juego. Guido Pella se permite rescatar dos puntos estableciendo el 40-30, pero de nuevo Andy Murray realiza un saque directo y evita el deuce. La iniciativa del número dos no frenó al representante argentino, que firmó un 1-1 con un servicio-volea después de contrarrestar el gran revés de su contrario y su acierto de cara a la red.  

Murray volvía con plenitud al partido después de una breve evasión, y reanudaba la perforación de la esquina derecha de Pella para concederse un respiro. El de Bahía Blanca sabía sobradamente que para poner contra las cuerdas al campeón olímpico es necesario golpear con contundencia y desarrollar una faceta muy ofensiva, pero alcanzar esta versión de juego se le resistía. Ostentando el servicio el británico se embolsaba el 2-1.

Murray estuvo acertado con el saque, realizando ocho servicios directos y una sola doble faltaMientras que el cuadragésimo noveno posicionado en la tabla de la ATP se iba apagando, Andy Murray trabajaba el perfeccionamiento de su estancia en el terreno de juego. Buscaba los huecos de lado a lado y se hacía con algunos golpes ganadores de calidad, quebrando el servicio del bahiense y afrontando el suyo para imponer posteriormente el 4-1. El saque-volea ha sido el mejor golpe del argentino durante el primer set, algo que también le permitía ganar el sexto game del primer parcial. No obstante, a Murray no le dolería lo más mínimo. Con un golpeo más agresivo logra un revés ganador, que respalda a continuación con un drive hacia el pulmón derecho del rival para sacar adelante el 5-2.

El debut del pupilo de Fabian Blengino frente a Kyle Edmund el viernes fue lento, mostrando signos de arrastramiento de nuevo el día de hoy. Aunque evita el break en el juego siguiente, no puede evitar que Murray le desplume con un letal revés para cerrar la primera manga con un 6-3.

A expensas del revés británico

Después de 35 minutos de partido el campeón de Wimbledon 2016 empieza el segundo set con rotura, abusando de su velocidad y precisión. Cometiendo algún que otro error no forzado Murray instaura el 2-0, en un game caracterizado por la brevedad en los intercambios y el auge de acierto de Pella con el primer servicio. El 2-1 a favor del británico se gestó durante el juego más disputado del choque. El público del Emirates Arena rugió en contadas ocasiones la gran hazaña del bahiense, que evitó en seis ocasiones el break de Murray. Pella buscaba continuamente los espacios a ambos lados de la pista y con una buena extensión de dotes físicas evita que prospere el resto del escocés. La cinta en algunas ocasiones y la intensidad del argentino no dejaban oportunidad a Murray.

Sin embargo, la tendencia vivida en el set anterior se consolidó a partir del cuarto game. Pronto en el marcador resalta el 5-1 pero Pella consigue evitar con un 30-40 que el “muro de Dunblane” gane el segundo parcial con un break. Pero esto acaba llegando después de dos bolas de set que aproximan al escocés a la victoria.

El bahiense salvaguardó 11 de los 16 puntos de rotura que tuvo en su contra Escoltados por sus respectivos capitanes, ambos jugadores gozaron de un cómodo descanso antes de la entrada del tercer set. Recordando que aún no quiere renunciar al partido, Pella alcanza el 1-2 dejando volar una magnifica derecha. Por primera vez, el bahiense se posiciona por delante desde el inicio, algo que no supone un fuerte dolor de cabeza para Murray. Acusando las largas devoluciones Pella consigue hacer sentir al británico como pisando una pista de alquitrán. A pesar de ello, Murray toma bien la derecha y solventa con creces el fuerte pulso del rival en esta manga. Ya con el 2-2 se produce la primera rotura a favor del resto de Murray que condiciona la victoria del número uno de Gran Bretaña.

Andy Murray mantiene su lucha a base de golpeos ante un inexperto Pella en partidos de cinco mangas, que dotan de color el final de la disputa. A base del drive y la volea gana el servicio y establece el 5-3 con un juego en blanco, sentenciando a continuación con un break.