Kvitova y Cibulkova cumplen con los pronósticos

La checa y la eslovaca no fallaron en su debut en el torneo WTA Premier Tokio y se deshicieron de rivales comprometidas sin excesivas dificultades. Kvitova ganó a Madison Brengle mientras que Cibulkova se impuso a una Safarova totalmente a la deriva en la modalidad individual.

Kvitova y Cibulkova cumplen con los pronósticos
Petra Kvitova en 2016. Foto: zimbio

Sus tendencias en esta temporada son opuestas y eso ha hecho que confluyan en la vanguardia de una segunda línea talentosa y que presenta serias alternativas al poder establecido. Kvitova no está cuajando un buen año y tan solo el bronce cosechado en Río 2016 da cierto lustre a sus resultados, mientras que Cibulkova está cuajando la mejor temporada de su carrera, mostrando su versión más aguerrida. Ambas apretarán los dientes en este final de año para exprimir sus opciones de clasificación para las WTA Finals, e intentar cosechar alguno de los muchos torneos que se disputen en el continente asiático.

Kvitova, imperturbable con el saque

La otrora campeona en Wimbledon busca reverdecer su tenis y la mejor receta parece ser la del servicio. Es su arma más letal, la que le permite meterse en pista y dominar con sus potentes golpes y así lo hizo ante Brengle. Neutralizó las seis bolas de break que tuvo la estadounidense a lo largo del encuentro y aprovechó las tres de las que dispuso ella.

Eficiencia máxima para una jugadora llamada a alcanzar grandes cotas de éxito en un tramo de temporada en el que las condiciones de las pistas le favorecen. 6-3 6-3 fue el resultado final de un encuentro que no fue tan sencillo como parece mostrar el marcador. Su siguiente rival será Mónica Puig.

Cibulkova ahonda en la crisis de Safarova

La que fuera finalista en Roland Garros 2015 sigue sin levantar cabeza. Se muestra como una jugadora endeble y parece más motivada y centrada en los dobles que en el individual. Lucie Safarova ha perdido el aura ganadora que le acompañaba hace tiempo y actualmente, no tiene esa chispa necesaria para ganar a las mejores.

Cibulkova es una de las mejores hoy en día y así lo demostró con su habitual estilo de juego aguerrido y encorajinado, corriendo mucho y regalando muy poco a su rival. 4-6 6-1 7-5 fue el resultado final de un encuentro igualado resuelto por pequeños detalles que marcan la diferencia entre una jugadora con aspiraciones notables y otra que está en fase decadente.