Murray sigue imparable en Shanghai

El segundo cabeza de serie no tuvo compasión del francés Lucas Pouille al que derrotó por 6-1 y 6-3 en 18 minutos de juego. El escocés se medirá por un puesto en semifinales al vencedor del choque entre el también francés Gael Monfils y el belga David Goffin.

Murray sigue imparable en Shanghai
Murray saluda al público tras su victoria de hoy. Foto: zimbio.com
Lucas Pouille
0 2
Andy Murray

Se antojaba como uno de los duelos más atractivos de la jornada de octavos de final del Masters 1000 de Shanghai (China), pero el encuentro entre el británico Andy Murray, segundo cabeza de serie y el joven francés Lucas Pouille, una de las revelaciones del año, fue totalmente dominado de principio a fin por parte del británico que hoy más que nunca fue un auténtico muro ante el que nada pudo hacer su rival. Excesivamente penalizado por su errores y su bajo porcentaje de primeros servicios, Pouille sucumbió en poco más de una hora y cuarto ante el escocés que, a excepción de su tropiezo en cuartos de final del US Open ante el japonés Kei Nishikori, está viviendo sin lugar a dudas el mejor año de su carrera.

Al igual que ayer Murray estuvo muy acertado en la red, con nueve puntos de trece posibles.​El primer punto del encuentro, un intenso peloteo de más de veinte golpes y que acabó con un error de derecha por parte de Murray, hacía prever una auténtica batalla sobre la pista central de Shanghai. Pero eso sólo fue un espejismo. Murray puso las cosas en su sitio demasiado pronto y ya en el primer descanso del set mandaba por 3-0 tras quebrar el servicio de Pouille, ayudado por un par de errores infantiles por parte de este último. 

El escocés tenía el control total del partido, sabía cuando tenía que atacar y cuando defenderse, algo que hoy volvió a hacer de maravilla. Todo lo contrario le sucedía a Pouille. Al francés no terminaban de salirle las cosas y volvió a entregar su servicio tras desperdiciar un 40-15 a su favor y de nuevo fallando más de la cuenta. Cada turno de saque se estaba convirtiendo en una tortura para el galo. Por suerte pudo al menos evitar el rosco aunque de poco lo sirvió ya que Murray cerró con su servicio el primer parcial por   6-1. La notable diferencia entre el número de errores no forzados por parte de ambos, once de Pouille por sólo dos de Murray estaba siendo una de las claves del encuentro. Al escocés ni siquiera le hizo falta estar acertado con su primer servicio (sólo un 39% de primeros servicios dentro). Su solidez y los demasiados regalos por parte de Pouille eran más que suficiente.

Murray no da opción a Pouille y sentencia el partido

No cambio en absoluto el guión del partido en el segundo set. Murray, sabedor de que a un jugador como Pouille no había que dejarle coger confianza en ningún momento, apretó al resto y logró el break nada más comenzar el segundo parcial. Mentalmente el francés volvió a quedarse muy tocado. Aunque en este segundo set mejoró sus prestaciones con su servicio, al resto Murray no le dio nunguna opción de meterse de nuevo en el encuentro. 

Murray se llevó el 95% de puntos con primer servicio y el 53% con el segundo.​El de Dunblane mantuvo la ventaja sin mayores problemas e incluso no tuvo que esperar a ganar su servicio para finiquitar el partido. Con 5-3 y en su tercera bola de partido al resto un excepcional passing shot con la derecha marca de la casa por parte de Murray cerró el choque y selló el pase del británico a sus undécimos cuartos de final consecutivos en lo que va de año.

En dicha ronda se verá las caras con el vencedor del encuentro que están disputando en estos instantes el francés Gael Monfils, número ocho del mundo y sexto cabeza de serie y el belga David Goffin, undécimo favorito. 

Tenis