Wozniacki y Kerber cumplen con los pronósticos

La danesa y la alemana lograron sendas victorias en sus encuentros de segunda ronda, ante Heather Watson y Louisa Chirico, respectivamente. Están en forma y se erigen en claras candidatas al título en el WTA International de Hong Kong.

Wozniacki y Kerber cumplen con los pronósticos
Angelique Kerber en 2016. Foto: zimbio

Ambas saben lo que es estar en la cúspide de tenis femenino mundial. Caroline Wozniacki se encuentra en pleno proceso de recuperación moral y tenística, mientras que Angelique Kerber aspira a prolongar el sueño que supone ser número uno del mundo. La presión para ambas es enorme en el torneo de Hong Kong, pero también lo es su ambición y ganas de seguir haciendo historia. Ya están en cuartos de final merced a su buen hacer en unas segundas rondas que no eran nada sencillas.

Kerber mantuvo la concentración

No ha de ser fácil disputar un partido en dos días. Es lo que le tocó hacer a la de Bremen, al ver cómo su partido ante Chirico se paraba en la jornada del miércoles por la lluvia. Le costó mucho a Kerber encontrar su ritmo en el partido, pero acabó sacando todo su coraje y sabiendo asumir que no era el día de hacer un buen tenis sino de ganar.

Kerber se impuso por 6-2 3-6 6-3 a la estadounidense, y su siguiente rival en el torneo será la australiana Daria Gavrilova, en lo que promete ser un apasionante duelo entre dos jugadores de un estilo muy similar.

Wozniacki lo hace fácil

La danesa parece haber recuperado la voracidad de triunfos que tanto le caracterizó durante sus gloriosos años. El punto de inflexión que supuso el US Open para ella, está teniendo continuidad en una gira asiática realmente destacable para la danesa. Wozniacki se muestra sólida ante rivales de menor entidad que ella pero muy peligrosas, como Heather Watson.

La británico no tuvo muchas opciones ante la danesa y acabó sucumbiendo por 6-3 6-3. Wozniacki se medirá en cuartos de final a Wang, que aprovechó la retirada de Johanna Konta, muy fatigada después de los últimos eventos disputados en una gira asiática frenética.