No hay dos sin tres

Roberto Bautista, décimo quinto cabeza de serie, ha apeado a Jo-Wilfried Tsonga del Masters 1000 de Shanghái al batirlo por 6-3 y 6-4. Con esta victoria el español iguala su techo en el torneo chino y consigue su tercera victoria al francés en lo que va de año.

No hay dos sin tres
Roberto Bautista en su partido contra Tsonga en Shanghái | Fuente: ATP
Roberto Bautista
2 0
Jo-Wilfried Tsonga

El castellonense Roberto Bautista se ha clasificado en la jornada de hoy para disputar las semifinales del Shanghái Rolex Masters, después de batir en una hora y quince minutos al noveno cabeza de serie, el galo Jo-Wilfried Tsonga por 6-3 y 6-4. El partido se disputó en la central de la prestigiosa cita asiática, que tiene capacidad para 15.000 asistentes y una espectacular cubierta.

Roberto Bautista es el único español que ha conseguido sobrevivir a los cuartos de final del torneo asiático, y se verá las caras el día de mañana con el ganador del duelo entre el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, y el alemán Mischa Zverev que viene de eliminar al catalán Marcel Granollers.

En la edición pasada el francés alcanzó la final del Masters 1000, después de vencer a Rafael Nadal en la ronda anterior. En esta ocasión Jo-Wilfried Tsonga nunca se sintió cómodo ante Roberto Bautista, que esta temporada le ha vencido en las tres ocasiones que se han enfrentado.

Al igual que el balear Bautista se ha alzado con dos títulos este ciclo, los de Auckland y Sofía. En su enfrentamiento de cuartos de final ha aturdido al francés con el primer servicio, adelantándose contundentemente con un 3-0 durante el primer parcial. Especialmente le ha beneficiado los constantes errores de Tsonga, que venía de jugar un duro partido con el alemán Alexander Zverev, con poca efectividad en el saque y numerosos errores no forzados.

La igualdad comenzó a instaurarse en el segundo set y el español contó con la posibilidad de quebrar al galo con su resto en dos ocasiones, algo que solo logró para cerrar el choque por 6-4. La última vez que se vieron las caras fue en el Masters 1000 de Miami, y en esta ocasión ha igualado su tope en Shanghái.