Gavrilova confirma lo inevitable

La jugadora australiana se impuso de manera contundente a la número uno del mundo, Angelique Kerber, en los cuartos de final del torneo WTA International Hong Kong. Gavrilova llevaba varias semanas avisando de su gran nivel, mientras que Kerber dio señales inequívocas de cansancio físico y mental.

Gavrilova confirma lo inevitable
Daria Gavrilova en 2016. Foto: zimbio
Kerber
0 2
Gavrilova

Es una de las mejores "bandoleras" del circuito, una de esas jugadoras cuyas apariciones son fugaces pero letales, y que puede estar meses recluida en las sombras del circuito para emerger de manera imparable. Daria Gavrilova ha encontrado en Asia la inspiración que ha parecido faltarle durante gran parte de la temporada. Avisó ya incluso en Cincinnati, ganando a García y Svitolina, y se plantó en cuartos de final del torneo de Pekín.

Su nivel de juego es claramente ascendente, y confirmó la mayor nada más y nada menos que ante la mejor jugadora del mundo. Y es que Angelique Kerber poco pudo hacer para frenar el ímpetu competitivo de esta menuda jugadora australiana, que sacó de sus casillas a la de Bremen y, lo que es más importante, del torneo.

Kerber salió a pista ya derrotada

Le costó mucho carburar a la de Bremen en los duelos precedentes, y ante una rival en estado de gracia y del nivel de Gavrilova, no se pudo permitir ninguna licencia. El inicio del partido fue un mero espejismo ya que la australiana perdió el saque en su primer turno. Sin embargo, pronto se invirtió la tendencia del encuentro y se pudo comprobar la falta de intensidad de piernas de la alemana.

Kerber no era capaz de ganar ninguno de los largos e intensos peloteos que le propusiera la australiana, tremendamente sólida de fondo de pista. Daria supo cómo jugar, metiéndose poco a poco en pista y aprovechando que la alemana se quedaba corta en sus golpes. Batalló la alemana no solo contra su rival, sino también contra ella misma y su cansancio mental.

Fue demasiado ambicioso para una Kerber que necesita urgentemente descanso y no autopresionarse tanto para mantener el número uno del mundo. El resultado final fue de 6-3 6-1 en favor de la australiana que buscará plantarse en la final ante la francesa Kristina Mladenovic.

Tenis