Murray es de hierro

El escocés tiene que emplearse a fondo para doblegar a un digno David Goffin. El belga puso en aprietos al número dos del mundo, a pesar del doble 6-2, quizás demasiado abultado para cómo ha sido el partido. Un choque disputado y con algunos juegos muy largos, donde Murray ha decantado la balanza. Andy aún no ha caído en esta gira asiática, y lo más sorprendente, ni siquiera ha cedido un set.  Se las verá con Gilles Simon en semifinales.

Murray es de hierro
Murray, en Shanghái. Foto:TheGuardian
Murray
2 0
Goffin

Andy Murray alcanza otras semifinales de un Masters 1000. Un jugador que ha llegado a su madurez tenística en 2016, y por ello la mejor temporada de su carrera. Andy es un tenista que aprovecha sus oportunidades; así lo reflejan sus resultados, que pueden parecer alcanzables para un jugador que ya lleva muchos años entre los mejores, pero realmente son de otro planeta. El circuito es muy exigente. Muchos jugadores llegan al final de año con carga de viajes y partidos, con la lengua fuera. 

Murray buscará su cuarta final en Shanghái

Andy Murray es el tenista del año; por victorias y constacia. El escocés tiene un carácter de guerrero que solo tienen los mejores. No es un tópico, solo hay que ver la actitud de Andy en la pista, ya sea un partido de primera ronda o una final de Grand Slam. El escocés sumó la semana pasada en Pekín su título número 40, un palmarés envidiable  que ya querrían muchos jugadores. A sus 29 años, el de Dunblane se postula como el siguiente número uno del mundo, si Djokovic se lo permite.

El número dos del mundo es el claro protagonista de la gira asíatica. Murray ha ganado todos los partidos que ha jugado, y todos sin ceder una sola manga, un dato impresionante viendo la fase de la temporada y los duros cuadros que ha tenido en Pekín y ahora en Shanghái. El escocés se ha enfrentado en los últimas semanas a jugadores como Ferrer, Dimitrov y Pouille; y siempre con el mismo desenlace. 

Goffin puso en aprietos al escocés en ambos sets

En cuartos de final le esperaba David Goffin, otra de los grandes estrellas de la gira por tierras asiáticas. El finalista en Tokyo ha aprovechado estos últimos torneos para colarse en la pelea por el Torneo de Maestros. Actualmente está en el puesto undécimo del Ranking, y con rivales directo como Nadal o Cilic fuera de combate. El belga venía con confianza después de remontar un duro partido ante Monfils y una oportunidad de meterse en semifinales de todo un Masters 1000.

Pero Goffin tenía una papeleta complicada por delante; un rival casi invencible. El número doce del mundo fue capaz de complicar a Murray en la mayoría de juegos. Dos sets larguísimos para ser un doble 6-2: 45 minutos el primero, donde Murray se llevó el gato al agua, como de costumbre, en las dos opciones claras de romper el saque de su rival, mientras Goffin pecó de falta de experiencia en los puntos clave. Sin embargo, más disputada fue la segunda manga, con algunos juegos eternos, entre ellos el primer servicio del belga, más de quince minutos. En total, casi una hora en ocho juegos. Se traduce a puntos con grandes peloteos y las opciones que aprovechó de break que aprovechó su rival en el segundo set; una tónica parecida al primero.

De los mejores partidos en lo que llevamos de torneo, al menos en el nivel de ambos jugadores. Murray ya ha ganado muchos partidos así a lo largo de su carrera. Sin hacer mucho ruído, ya está en otras semifinales de Masters 1000. Se las verá con el francés Simon, por un puesto en la final. Otra batalla para el escocés, veremos con qué desenlace.

Tenis