La inconsistencia al saque hunde a Carla Suárez

carla Suárez se despidió del WTA de Linz tras caer derrotada en las semifinales del torneo ante la eslovaca Dominika Cibulkova en un partido en donde la inconsistencia al saque en ambos bandos, pero más por parte del español, marcó el guión del partido. Cibulkova se enfrentará a la suiza Viktorija Golubic en la final, que se benefició de la retirada de Madison Keys debido a una enfermedad.

La inconsistencia al saque hunde a Carla Suárez
Carla Suárez durante el torneo de Linz 2016 | Foto: Women's Tennis Blog
Carla Suárez Navarro
0 2
Dominika Cibulkova

Con la noticia de saber que quien ganase el encuentro, se enfrentaría a la suiza Viktorija Golubic, la finalista del torneo tras la retirada por enfrermedad de Madison Keys, iba a arrancar el encuentro, con la etiqueta de 'partidazoentre la eslovaca Dominika Cibulkova y la única española superviviente de la ronda de semifinales, Carla Suárez, un encuentro por la lucha de llegar a WTA Finals, un partido que podría decidir una plaza en Singapur. 

Cinco enfrentamientos previos; tres triunfos de Cibulkova y dos de Carla

EL encuentro de semifinales del Generali Ladies Linz iba a ser el sexto choque entre estas dos tenistas de un patrón de juego muy similar, que es el peloteo desde el fondo de la pista y la poca precipitación en sus golpes. La española se adueñó de los dos últimos precedentes, donde en el último, este mismo año en Roland Garros, fue en tres sets. El primer choque se produjo en el Open de Australia 2014, con victoria de Cibulkova por 6-1 y 6-0, un torneo donde a la postre alcanzaría la final que después perdería contra la china ya retitrada Na Li. 

Sostener su saque una vez, bastó a CibulkovaLa batalla, no tardó en desencadenarse, como era previsible. De los nueve primeros juegos, ocho de ellos fueron breaks, algo que hacía entrever los nervios que había en ambas raquetas por la presión del momento y de lo que podría significar el triunfo, pero ello no empañó los bonitos, y eléctricos, intercambios desde el fondo de la pista que se produjeron. Pese a que ambas jugadoras no lograron sostener sus servicios, la igualdad era muy palpable y hacía presagiar que el encuentro iba a tener sus más y sus menos. 

Cibulkova fue quien empezó sacando, y mantuvo su servicio. Ello fue suficiente para, a la postre, quedarse con el parcial inicial. El hecho de ir siempre a remolque, pesó en exceso a una Carla que no fue capaz de encontrar algo de estabilidad para poder igualar el encuentro. Si eso hubiese ocurrido, quizás algo distinto habría pasado, pero no aconteció así. Como no podía ser de otra manera, la eslovaca quebró el servicio de la española una nueva vez para llevarse el primer set por el marcador de 6-4 habiendo mantenido una única vez su servicio.

Carla volvió a acusar la inconsistencia

El guión del segundo parcial cambió, y fue Carla quien encontró el premio de adelantarse en el marcador por primera vez en el encuentro, pero nuevamente, la inconsistencia de la grancanaria reapareció. Carla se diluyó ante tanta oportunidad perdida y Cibulkova se creció realizando un tenis magnífico, pasando siempre una bola más y moviendo de lado a lado a la española. 

La eslovaca se aprovechó de la situación y no dudó en ir a por el partido, y es que este encuentro, y victoria, podría marcar un punto de cara a la lucha por entrar en las WTA Finals ya que era un choque entre dos tenistas con el único objetivo de colarse en Singapur. El partido ya no dio para más y Cibulkova fue quien salió victoriosa de una auténtica batalla de breaks por el marcador de 6-4 y 6-3. En la final, la eslovaca tendrá enfrente a la suiza Viktorija Golubic, que se benefició de la retirada de Madison Keys debido a una enfermedad. Cibulkova, más cerca de Singapur. Carla, deberá seguir trabajando. Última estación, Moscú, la semana que viene.