Peng inaugura su palmarés en plena madurez

La jugadora china logró alzarse con el título en el WTA International de Tianjin, al imponerse a la estadounidense Alison Riske por 7-6 (3) 4-1. Ambas tuvieron que jugar su duelo de semifinales en el mismo día de la gran final, y la hazaña de Riske al eliminar a Kuznetsova, acabó pasándole factura en la final.

Peng inaugura su palmarés en plena madurez
Shuai Peng en 2016. Foto: zimbio
Peng
2 0
Riske

Las buenas noticias pueden llegar cuando menos se esperan. Es lo que le ha ocurrido a Shuai Peng. La jugadora china no podía esperar alzarse con el primer título de su carrera a los 30 años, y hacerlo además en su propia casa parece ser un sueño hecho realidad. Tras una semana de máxima exigencia y marcada por las inclemencias meteorológicas, la ídolo local acabó haciendo las delicias de un público entregado, con una última jornada maratoniana.

Riske experimentó la resaca de la gloria, tras vencer a Kuznetsova

Y es que Peng disputó su duelo de semifinales ante la aguerrida Danka Kovinic, a la que venció por 3-6 7-5 6-3 en sesión matinal. La lluvia respetó, esta vez sí, a ambas contendientes que libraron un encuentro de tú a tú. Alison Riske también cosechó su pase a la final, merced a su triunfo heroico ante Svetlana Kuznetsova. La rusa pareció subyugada por la presión de tener que ganar, y no pudo hacer frente a la solidez de la estadounidense, que jugó por encima de sus posibilidades y eso lo acabó pagando en la final.

Peng estuvo mejor en los momentos cumbre

La jugadora china fue llevada en volandas por su público, en un partido que muy posiblemente de haberse disputado en otro lugar, no habría podido ganar. Y es que el cansancio en ambas contendientes se palpó desde los compases iniciales, pero fue Peng la que encontró fuerzas en la reserva, suficientes como para aguantar las embestidas de Riske en el primer set.

La china ganó el torneo siendo 182 del mundo y habiendo recibido una wildcard

La estadounidense saltó a pista aún con las pulsaciones muy altas tras su sorprendente victoria ante Kuznetsova, y dio el todo por el todo en un apasionante primer set. Se sucedieron las roturas de saque por parte de ambas, y se llegó a un tiebreak en el que Peng encontró el sosiego y la mesura necesarias para elegir los golpes adecuados en cada momento. 

Riske cometió varios errores infantiles y vio cómo se le escapaba algo más que la primera manga. Y es que el golpe moral a la estadounidense fue muy fuerte y evitó que compitiera con frescura física y mental en el segundo set. Peng cerró el partido con mucho oficio y celebró toda una hazaña en su carrera profesional.

Tenis