La lesión de Muguruza no es grave y estará en Singapur

Garbiñe Muguruza confirmó ayer mediante un vídeo en sus redes sociales que la torcedura de tobillo que le hizo retirarse el pasado viernes del torneo de Linz no es nada grave y por tanto la tenista hispano-venezolana estará presente en las WTA Finals de Singapur.

La lesión de Muguruza no es grave y estará en Singapur
Garbiñe celebrando una victoria en la pasada edición de las WTA Finals. Fuente: Gettyimages

En el partido de cuartos de final del torneo de Linz un fortuito movimiento hizo que Garbiñe se torciera el tobillo izquierdo bruscamente, y tras ser atendida por los médicos, tuvo que retirarse debido a las molestias y el dolor provocados por la lesión. En ese momento saltaron todas las alarmas ya que Johanna Konta, su máxima rival en la lucha por conseguir una plaza en las WTA Finals, acababa de anunciar que daba por terminada su temporada al sufrir una lesión en la zona abdominal por lo que Muguruza se clasificaba matemáticamente para la Copa de Maestras que se celebra a partir del próximo 23 de octubre.

Es por ello que, el hecho de ver a la vigente campeona de Roland Garros abandonar la pista central de Linz con lágrimas en los ojos, ponía en lo peor tanto a su equipo como a los aficionados, pero tras realizarse unas pruebas médicas el pasado sábado, Mugu ha confirmado su prensencia en las WTA Finals por medio de un video que publicó en su propia aplicación.

A Singapur por tercer año consecutivo

Bien es cierto que los Grand Slam son los torneos que más puntos otorgan a sus respectivas campeonas y, en parte también los que más revuelo mediático generan, pero para muchas de las tenistas, las WTA Finals son igual o más importantes que estos, ya que a la Copa de Maestras solo acceden las ocho jugadoras que mejor han rendido durante el año por lo que estar presente en Singapur es sinónimo de mantenerse en la élite de este deporte.

Garbiñe llegó a semifinales en la pasa edición donde perdió ante Radwanska en el tie-break. Fuente: indianexpress
Garbiñe llegó a semifinales en la pasa edición donde perdió ante Radwanska en el tie-break. Fuente: indianexpress

Sin duda alguna, Garbiñe Muguruza ha sido una de las sorpresas del circuito femenino en los últimos años y sus buenos resultados le permiten estar luchando codo a codo con jugadoras mucho más experimentadas que ella como puede ser el caso de Serena Williams, que ya le señala como su propia sucesora para ocupar el codiciado trono del tenis femenino. Algo que ha tenido muy cerca la tenista hispano-venezolana ya que tras ganar en Roland Garros se colocó en el puesto número dos del ranking WTA y en el pasado US Open tuvo la oportunidad de ascender hasta la primera posición.

El juego de Garbi ha recibido muchas críticas desde que no consiguiera mantener el altísimo nivel que le coronó en Paris, pero a pesar de ello, Muguruza sigue desplegando un tenis digno de admiración y aunque no haya cuajado un gran final de campaña, sus buenos resultados de principio de temporada le permiten certificar su presencia en Singapur por tercer año consecutivo, torneo en el que esperar recuperar la confianza en ella misma para volver a jugar a su máximo nivel.