Andy Murray: "Creo que soy capaz de poder llegar al número uno"

El jugador británico se mostró exultante con su triunfo en el Masters 1000 de Shangai y analizó los últimos meses de su carrera, repletos de alegría. No escatimó en elogios a Roberto Bautista y se mostró optimista respecto a los próximos retos que se le avecinan.

Andy Murray: "Creo que soy capaz de poder llegar al número uno"
Andy Murray en 2016. Foto: Rodrigo Jiménez Torrellas

Actualmente es el mejor jugador del mundo, aunque el ránking ATP se resista a mostrarlo así. Las sensaciones que transmite Andy Murray sobre la pista son de una solidez pocas veces vista en un jugador, y ni siquiera la decepción de caer en la Copa Davis ante su público y perdiendo contra Juan Martín Del Potro, han restado un ápice de espíritu competitivo y aura ganadora del de Dunblane. Sus logros son numerosos y destacados, pero entre ellos no figura el haber sido número uno del mundo. El momento es ahora.

“Estoy seguro de que tendré opciones en poco tiempo. Sinceramente, creo que puedo llegar al número uno. En los últimos meses me he probado a mí mismo y puede que no vuelva a tener una oportunidad como ésta para conseguirlo, así que voy a seguir dando lo mejor de mí hasta que exista esa posibilidad. Novak va a ganar muchos partidos desde ahora hasta el final del año, soy consciente de ello y espero que eso ocurra, así habrá más posibilidades de hacerlo el año que viene, creo”, señaló el jugador británico con un tremendo aplomo, como si el hecho de alzarse campeón en Shangai sin haber cedido ni un solo set en toda la semana, fuera algo asequible y normal.

Andy Murray levanta el título en Shangai. Foto: zimbio
Andy Murray levanta el título en Shangai. Foto: zimbio

Y es que el torneo cuajado en tierras chinas por Andy Murray se une al título alcanzado la pasada semana en Pekín, culminando una gira asiática impoluta. “Estoy más contento por cómo he jugado mejor esta semana que la semana pasada”, dijo Andy. “En todos los partidos me he sentido muy bien, golpeando la pelota bastante limpia. Creo que jugué ante cuatro jugadores top25 esta semana y lo hice con un tenis realmente bueno contra todos ellos. No fue fácil entrar y jugar muy bien de inmediato, ya que las condiciones eran muy diferentes a Beijing, pero tuve un muy buen comienzo contra Johnson y a partir de ahí creo que he conseguido mejor en cada partido”.

En relación a su rival en la final, Roberto Bautista, el escocés analizó concienzudamente las condiciones que hacen tan especial al castellonense. "Le pega a la bola muy plano en los dos lados, eso no es típico en un español y creo que le ayuda. Le gusta dictar mucho los puntos con su derecha, si le es posible, y tiene un gancho clásico. Se mueve extremadamente bien, y no tiene el mejor servicio pero lo coloca bien. Es muy diferente al de otros grandes tenistas que ha tenido España”, señaló Murray.

La sobrecarga de partidos de Murray es tremenda, pero el escocés no parece mostrar ni un signo de flaqueza. Le quedan, en principio, tres torneos por disputar antes de que finalice el año.  “Nunca había tenido tantos éxitos en mi carrera como los que he tenido en estos últimos meses, sé lo difícil que es y por ello soy consciente de la complejidad del objetivo. La clave está en mantener la motivación y ser inteligente con mi calendario y mi tiempo de descanso”, sentenció el de Dunblane.

Tenis