Unas sobreviven y otras vuelan sobre la pista

Anastasia Pavlyuchenkova y Kristina Mladenovic lograron sendas victorias en primera ronda del torneo WTA International Moscú. Ambas son favoritas para la victoria final, pero fueron muy distintas las sensaciones que transmitieron en sus duelos frente Siniakova y Kalinskaya.

Unas sobreviven y otras vuelan sobre la pista
Kristina Mladenovic en 2016. Foto: zimbio

Cortadas por el mismo patrón y con objetivos comunes. Así son Anastasia Pavlyuchenkova y Kristina Mladenovic, dos jugadoras potentes, dominadoras con el servicio y tan talentosas como irregulares. Basan su juego en la inexorable búsqueda del golpe ganador, y pertenecen a esa hornada de animadoras del circuito, capaces de ganar ante jugadores netamente superiores a ella en el ránking pero también de cosechar sonrojantes derrotas. La irregularidad entendida como espectáculo y materializada en dos mujeres que ven en el torneo de Moscú una oportunidad de terminar el año levantando el título. Y es que a pesar de haber estado en rondas finales, ni la gala ni la soviética han logrado levantar un trofeo de campeona en un 2016 apasionante para ambas.

Pavlyuchenkova se escabulle de la derrota

Nunca es fácil jugar contra una tenista tan potente y desordenada como Siniakova. La checa ostenta golpes y condiciones suficientes como para desbordar a cualquiera, pero se suele atrapar en una maraña de errores no forzados y enfados consigo misma, que le impiden progresar más rápido y mejor.

Jelena Jankovic será la próxima rival de la rusa

Tuvo un día inspirado la buena de Katerina, poniendo contra las cuerdas a una Pavlyuchenkova incapaz de imponer su mejor ránking. No se movió bien por la pista la rusa, a la que solo los errores de Siniakova en los momentos cumbre le salvaron. El resultado final fue de 7-6 (2) 5-7 7-5.

Mladenovic no acusa la fatiga

La francesa parecía exhausta en la final del torneo de Hong Kong que perdió ante Wozniacki. Luchó hasta el final a pesar de unas supuestas molestias en el muslo izquierdo, que elevaron su actitud a la de heroína. Sin embargo, los aires europeos parecen haberle ido bien a Kristina, que cosechó una victoria de mucho mérito ante la jovencísima Anna Kalinskaya, no tanto por la rival sino por el contexto del partido.

Y es que la jugadora local de 17 años, saltó a la pista tremendamente motivada y con la idea de aprovechar el cansancio de su rival para ganarse la atención mediática de su país. Nada más lejos de la realidad. Mladenovic jugó a una velocidad superior y sometió a una Kalinskaya aún muy verde . 6-4 6-2 fue el resultado final, que lleva a la francesa a la segunda ronda, donde medirá fuerzas con Timea Babos.