Mladenovic pincha en Moscú

La jugadora francesa fue vapuleada por una Timea Babos muy seria, que impidió que la francesa diera continuidad al buen tenis que hizo en Hong Kong. Daria Kasatkina y Elina Svitolina sí solventaron sus duelos ante Makarova y Putintseva, respectivamente.

Mladenovic pincha en Moscú
Kristina Mladenovic en 2016. Foto: zimbio

Pocas etapas ha habido en la historia con un circuito WTA tan abierto y apasionante, con jugadoras capaces de dar la campanada ante cualquiera, sea ésta positiva o negativa, y tremendas alternativas en la lucha por el poder. Tres de las grandes representantes de una nueva generación llamada a hacer grandes cosas, se dieron cita en el torneo de Moscú, y solo una de ellas no podrá continuar con su aventura. Kristina Mladenovic acusó el cansancio y cayó, no así Elina Svitolina y Daria Kasatkina, que lograron victorias ante tenistas de gran nivel.

Mladenovic fue presa de la fatiga

Hizo un tremendo esfuerzo en el torneo de Hong Kong, donde se plantó en la final y le puso las cosas difíciles a Caroline Wozniacki, y parecía muy difícil pensar que la gala podía jugar a ese nivel dos semanas consecutivas. Pasó una ronda en Moscú, pero al verse las caras con una tenista de buen nivel, como es Timea Babos, la francesa se vio desamparada.

Babos será la rival de Kuznetsova en cuartos de final

Y es que la húngara mantuvo la calma e hizo gala de una gran inteligencia en pista, que le sirvió para eludir las acometidas con más corazón que cabeza, de Kristina Mladenovic. La francesa estuvo lenta de piernas y, por ende, poco precisa, lo que le llevó a caer por 6-1 6-4.

Svitolina y Kasatkina prometen

Llevan ya tiempo dando guerra y se erigen en dos de las jugadoras jóvenes más brillantes del planeta, si no las que más. La ucraniana se deshizo de una siempre incómoda Yulia Putintseva, que no tuvo manera de sostener el tenis incisivo y preciso de su rival. 6-2 6-2 fue el resultado final en favor de una Svitolina que se medirá a la croata Ana Konjuh.

Por su parte, Daria Kasatkina confirmó su gran estado de forma con una victoria que es algo más que eso. Y es que la joven rusa vapuleó a su compatriota Ekaterina Makarova, poniendo de manifiesto el proceso de relevo generacional en que está sumido el tenis del Kremlin. 6-4 6-1 fue el resultado final de un encuentro que lleva a Kasatkina a cuartos de final.