Del Potro iguala la contienda

En un partido trampa para el número uno argentino, supo en todo momento como afrontar el partido y Karlovic estuvo cerca de lograr la machada, pero al final se le escapó el partido.

Del Potro iguala la contienda
Del Potro golpeando de derecha durante el partido. Foto: Copa Davis
Juan Martín del Potro
3 1
Ivo Karlovic

Tras la victoria de Cilic en su partido frente a Delbonis, Del Potro se veía en la necesidad de ganar este partido para mantener viva a Argentina en la eliminatoria, mientras que Karlovic se quería poner tierra de por medio para que Croacia tuviera la eliminatoria más o menos encarrilada.

El partido comenzó con el gigante croata sacando y muchos ya veían la primera ventaja en el marcador a favor de Karlovic, pero lo más inverosimil pasó, y es que cedió el saque para que fuera Del Potro quien se adelantara en el marcador. Romper el saque a este tipo de jugadores es una tarea muy difícil y cuando lo logras, no puedes dejar escapar esa oportunidad. Con esta ventaja el tandilés ganó todos sus juegos al servicio sin dar opción alguna a Ivo. El número dos croata se mantuvo siempre cerca del marcador ganando los demás servicios del set, pero Delpo ya había hecho los deberes rompiendo el saque del actual número 20 del mundo. Primer set del partido para Argentina.

Con el inicio del segundo set, Karlovic volvía al servicio y los nervios se apoderaron del nacido en Zagreb que in extremis salvó su saque para mantenerse vivo en el partido. A partir de este momento el En el primer juego del set, Karlovic llegó a cometer hasta cuatro dobles faltas.partio entra en una dinámica en la que cada jugador no permite al otro ganar muy pocos puntos al resto, también debido a que ambos tenistas comenzaron a dar un recital de saques, haciendo que el partido se enfriara y cuando había un peloteo de máss de tres golpes, el público se animaba y las aficiones se retaban para ver quién animaba más a su respectivo jugador. Cada vez que pasaba el tiempo, Karlovic calentaba el servicio y sus juegos al servicio eran practicamente en blanco, mientras que a la hora de restar intentaba pasar bolas al otro lado de la pista, pero se notaba que no era su estilo de juego.

Por su parte Del Potro intentaba jugar su partido sin enfriarse y repartiendo desde el fondo de pista de la misma manera que con el saque. Con esta igualdad se llegó a la muerte súbita, donde logró un mini-break para a continuación ganar sus dos saques y distanciarse en el marcador. Juan Martín fue el que impuso su ley, pero cuando se decidía a cerrar el set con su servicio, Ivo soltó un latigazo de derecha con el que recuperó el mini-break y con su servicio volvió a igualar el tie break. En los siguientes puntos, Karlovic parecía el mismo Nadal pasando bolas al otro lado de la pista cambiando las alturas y sacó de sus casillas a la torre de Tandil que dejó marchar la ventaja y perder el segundo set del partido en el tie break.

El partido siguió con la igualdad y con el mismo plan, con ambos jugadores ganando su saque, pese a que Karlovic con el apoyo del público y con el estado de forma en el que se encontraba ponía en más apiretos al tenista nacido en Tandil. La igualdad se mantuvoEn ningún momento Del Potro tuvo un mal gesto y mantuvo la calma a lo largo del partido hasta el octavo juego en el que Del Potro volvió a romper el servicio de Karlovic y ponerse 5-3 en el marcador para intentar cerrar el tercer set con su servicio, algo que logró con aparente facilidad. Otra vez arriba en el marcador y con ventaja para cerrar de una vez por todas el partido. 

Nuevo set y vuelta a la igualdad otra vez, con ambos tenistas ganando sus respectivos saques y a la hora de restar, intentar pasar el máximo de bolas posibles y aprovechar cuaquier situación en el que el jugador que sacara no tuviese la iniciativa desde el principio, como puede ser a la hora del segundo saque. El partido era un continuo toma y daca de saques y golpes que muchas veces eran imposilbes de devolver, pero el ritmo y las ganas que le ponían ambos tenistas, hacían las delicias del espectador.

El público entre punto y punto se enardecía fuera cual fuera el resultado del punto anterior, y en múltiples ocasiones el juez de silla se veía obligado a pedir silencio dado que los jugadores no podían sacar con tanto ruido. Con el 5-5 en el marcador, Delpo sacó fuerzas de flaqueza para romper el saque del croata y servir para ganar el partido. Cuando enganchó el resto directo, Juan Martín se quedó mirando a la grada donde había más argentinos, que coincidía con el lado de la pista donde se encontraba, y celebraba el punto de forma enrabietada. En el siguiente juego Del Potro ganaría su saque, no sin complicaciones, para igualar la eliminatoria a uno.

Tras tres horas y diecisiete minutos de partido, Juan Martín Del Potro superó a Ivo Karlovic por tres sets a uno. 6-4, 6-7 (6), 6-3 y 7-5.