Lajovic y Halys cambian de aires

El serbio Dusan Lajovic y el francés Quentin Halys comenzarán su andadura en la temporada 2017 con nuevo entrenador, pues será el español José Perlas quien se una al balcánico y el francés Arnaud Clèment quien se una al bando galo.

Lajovic y Halys cambian de aires
Dusan Lajovic en 2016 | Foto: ATP World Tour

Una vez se da por finalizada la temporada, es momento de tomarse unas merecidas vacaciones, pero también es momento de pensar en el próximo año. En el caso de algunos jugadores, ellos deciden tomar la decisión de separar sus caminos con sus respectivos entrenadores puesto que piensan que su relación se ha dado por finalizada. Eso es lo que han hecho Dusan Lajovic y Quentin Halys.

Tras haber estado entrenando al italiano Fabio Fognini durante cinco largos años, el español José Perlas dio por finalizada su relación con el tenista mediterráneo. Sólo ha tardado unas semanas en decidir con quién compartirá nuevas aventuras en la próxima temporada 2017 que se avecina. Tras haber estudiado multitud de ofertas, Perlas trabajará a partir de ahora con el serbio de 26 años Dusan Lajovic, actualmente número 96 del mundo. El veterano entrenador buscará dar un empujón en la carrera del nacido en Belgrado y poder meterlo como mínimo dentro de los cincuenta mejores tenistas del momento, algo muy complicado pero a la vez posible, debido al gran abanico de jugadores que por su edad o estado físico va cayendo poco a poco en la tabla clasificatoria.

Otro tenista que también ha decidido cambiar de aires ha sido el joven francés de 20 años Quentin Halys, al borde el Top 100 mundial, cuyo nuevo entrenador será el mítico Arnaud Clément, que se encontraba algo desaparecido desde que dejara el puesto de capitán de la Copa Davis. El que fuera finalista del Open de Australia, comenzará a aportar su granito de arena desde este próximo año en el equipo de Quentin Halys. Una unión gala que podría dar muchos frutos, y es que Clément se conoce el circuito muy bien y podría venirle muy bien esa veteranía a todo un tenista joven como es Quentin Halys que espera que el 2017 sea el año de su consagración.