Isner sigue imparable y se planta en semifinales de Atlanta

John Isner sigue de dulce. El gigante estadounidense, se plantó en semifinales del ATP 250 tras superar a Lukas Lacko por parciales de 7-5 y 6-4 en una hora y 13 minutos de partido.

Isner sigue imparable y se planta en semifinales de Atlanta
Foto: Zimbio

Ha llegado esa época de la temporada en la que jugadores norteamericanos como John Isner, se vienen arriba y suman algún que otro título en sus vitrinas. El pistolero americano, sumó en el ATP 250 de Newport su primer título de la temporada. John, necesitaba un resultado así y esa gran victoria en el último torneo de hierba del año, le ha dado alas para esta gira americana que desembocará en el último Grand Slam de la campaña, el US Open.

Lukas Lacko siempre es un jugador muy peligroso en este tipo de pistas. El eslovaco ha caído en el ranking en los últimos meses pero su talento sigue ahí y esta semana en Atlanta, ha sumado unas victorias que le darán mucha confianza de cara al futuro.

Isner aprieta en el momento adecuado

La inteligencia siempre ha destacado en el juego de John Isner. El jugador norteamericano siempre ha sido uno de los tenistas más fiables en los puntos de "break". Hoy, volvió a ser ese inteligente jugador que apretó en el momento adecuado, salvó la única oportunidad de rotura que cedió a su rival y aprovechó las dos oportunidades que Lacko le ofreció. 

El primer set comenzó siendo muy igualado, tanto Lacko como Isner se sentían muy cómodos con su servicio. El eslovaco, llegó a gozar una oportunidad de quiebre en el octavo juego del primer set. Isner, solventó la situación y acto seguido apretó en el momento adecuado para romper el servicio de su rival en blanco. Isner, se llevó la primera manga por un ajustado parcial de 7-5.

Muy parecido fue el segundo set. John, se mostró infranqueable con su servicio y Lacko, sucumbió a la presión anímica que ejercía el cañonero americano sobre el tenista eslovaco. Isner, volvió a romper en el momento preciso para cerrar el pase a semifinales por 7-5 y 6-4 en una hora y 13 minutos de partido.

Sin ser su partido más brillante, John Isner sacó adelante un peligroso compromiso y sigue brillando también en Atlanta, un torneo que ha ganado hasta en tres ocasiones. John, buscará regresar a la final ante un complicado rival, un Gilles Muller que, se encuentra en el mejor momento de su carrera profesional.