Ryan Harrison aprovecha su momento

Ryan Harrison accedió a la final del ATP 250 de Atlanta tras derrotar al británico Kyle Edmund por parciales de 6-7(5), 6-3 y 6-4 en dos horas y dos minutos de partido.

Ryan Harrison aprovecha su momento
Foto: Zimbio

En semanas como esta, los jugadores de segunda línea deben aprovechar la oportunidad de sumar puntos para el ranking ATP e incluso luchar por sumar algún que otro título. Ryan Harrison y Kyle Edmund han sabido aprovechar la oportunidad que el ATP 250 de Atlanta les ha brindado y disputaron una gran batalla que dio lugar a que el ídolo local, Ryan Harrison, accediera a su segunda final a nivel ATP tras la del ATP 250 de Memphis este mismo año donde salió campeón.

Los jugadores como Ryan Harrison, se crecen ante su público y dan su mejor nivel en este tipo de citas que se disputan en suelo norteamericano. Harrison, ha sabido sufrir esta semana, salvó punto de partido en la segunda ronda ante John Millman y a partir de ese momento, el bueno de Ryan adquirió una valiosa confianza que le ha ayudado a llegar a la final del BB&T Atlanta Open 2017.

Kyle Edmund también ha ido superando duelos "envenenados" como el que disputó en segunda ronda ante Peter Gojowczyk para más tarde superar en cuartos de final al primer cabeza de serie del torneo, Jack Sock.

Edmund agobia a Harrison con la derecha

El punto fuerte de Kyle Edmund es el precioso golpe de derecha con el que agobió durante el primer set al jugador americano. Durante toda la primera manga, los puntos dependían del jugador europeo que reventaba la bola con su potente derecha. Algunos errores de Edmund, le condenaron a sufrir más de la cuenta para llevarse el primer parcial, finalmente, Kyle Edmund se llevó el gato al agua tras anotarse el primer capítulo por 7-6(5). 

La solidez de Harrison desesperó a Edmund

 Todo pintaba a que Edmund se llevaría el pase a la final. No fue así. Edmund vio como poco a poco, sus poderosas derechas no eran definitivas y Ryan Harrison se agarró en el fondo de la pista y apenas cometió errores, además, Ryan, machacó punto tras punto el golpe de revés de Edmund, donde se siente menos cómodo, Harrison vio como su buena actitud en pista era correspondida con aplausos y ánimos de su público.

Ryan Harrison brilló en el segundo y tercer set. Finalmente, el jugador local se ganó un merecido pase a la final por parciales de 7-6(5),6-3 y 6-4.

Ryan Harrison buscará el próximo domingo en Atlanta, su segundo título como profesional ante todo un hueso, John Isner que está atravesando un buen momento de forma.

Tenis