Paul sigue soñando despierto en Washington

Tommy Paul no tiene límite. El prometedor jugador norteamericano se cargó en la jornada de hoy a todo un Gilles Muller por parciales de 6-7 (3), 6-4 y 6-3 en una hora y 54 minutos de partido.

Paul sigue soñando despierto en Washington
Foto: Zimbio

Tommy Paul sigue quemando etapas. El que fuera campeón de Roland Garros junior en 2015, ya está dando el gran salto. Tommy, se está convirtiendo en la revelación del torneo gracias a su soltura y buen hacer dentro de la pista. El americano ya apuntaba maneras en el circuito junior pero sin duda, este 2017 está siendo su gran año con los mayores. Paul, sigue ascendiendo en el ranking y en los próximos meses luchará por entrar en la gran familia del top 100 del tenis mundial.

Si el año de Paul está siendo bueno, la temporada de Gilles Muller está siendo de ensueño. El de Luxemburgo, ha dado un salto de calidad importante y esta misma campaña, ha alcanzado su mejor ranking y ha ganado sus dos primeros títulos a nivel ATP. Gilles, viene de completar una gran gira de hierba en la que ganó su segundo título ATP en Hertogenbosch y se coló entre las ocho mejores raquetas del tercer "major" de la temporada, el torneo de Wimbledon.

La ley del saque

El primer set fue de lo más igualado, como ya acostumbra Gilles Muller, no cedió su servicio durante el set inicial y trasladaba una y otra vez la presión al lado del joven jugador local que, aguanto a la perfección la presión que le trasladaba Muller durante todo el partido. El jugador norteamericano, también exigió a Gilles durante todo el encuentro. Con la ley del servicio, llegamos a un primer Tie-Break en el cual Gilles Muller, jugó algo más agresivo al resto para apuntarse la primera manga por 7-6 (3).

El partido seguía con el mismo guión en el segundo capítulo, esta vez, Tommy Paul supo aprovechar el único momento de debilidad de Gilles al servicio durante el partido y le quebró el saque en el décimo juego del segundo set, que significó que el segundo parcial cayera en manos del americano por un resultado de 6-4, de esta manera, forzaba el tercer y definitivo set.

Con un Gilles Muller algo dolido por haber cedido el set anterior, iniciaba el último asalto en el que Tommy Paul brilló con luz propia y volvió a aprovechar el momento de fragilidad de Gilles al servicio. Muller perdió su saque en el cuarto juego del parcial y acto seguido, Tommy Paul cerraba una enorme victoria por 6-7 (3),6-4 y 6-3. Tommy Paul buscará seguir sorprendiendo en cuartos de final del ATP 500 de Washington, donde se enfrentará a todo un top ten, Kei Nishikori.

Tenis