Zverev, adolescente mágico

El alemán Alexander Zverev borro contundentemente al japonés Key Nishikori en las semifinales del  ATP 500 Citi Open de Washington por 6-3 y 6-4 y va por el título contra el sudafricano Kevin Anderson quien se deshizo del local Jack Sock en la otra semifinal por el mismo marcador.

Zverev, adolescente mágico
Zverev vuela hacia la final de Washington. Imagen:Zimbio

Alexander impuso el ritmo del partido, lo demostró en el primer juego quien despacho a la silla al japonés en un minuto. Fue una paliza el comienzo del partido en dos juegos el teutón estaba dos a cero sin haber perdido un punto. Nisihikori no se había acomodado en la cancha y ya estaba a punto de perder el set. Al japonés le costaba todo era tal la superioridad que padecía sus saques y Zverev ganaba los suyos sin ningún problema.

Key debía forzar sus tiros al extremo para lograr igualar la potencia del máximo exponente de la nueva generación. Zverev parece un jugador con más tiempo en el circuito de los que lleva, su margen de contundencia lo hace sentirse seguro en la cancha y provoca ya el respeto de cualquier rival. Además estuvo con un alto porcentaje de primeros saques evitando que el japonés pueda poner en aprietos durante el primer set su tranquilo viaje a conquistar el episodio.

El segundo set fue igual, cuando se propuso quebró la resistencia japonesa, en el tercer juego lo apretó hasta quebrarlo este atrevido adolecente alemán. Tirando golpes de devolución mágicos y pasando de defenderse a ser el que atacaba. Gracias a una paralela con todo el top, se quedó con el servicio del japonés y desde allí controló todo.

El final del partido fue a toda orquesta, con toda la contundencia del adolescente mágico, lo ataco con toda la presión a Key llevándolo para atrás e imponiéndose en tan solo una hora y cinco minutos por 6-3 y 6-4

Mañana tiene una rara parada, porque hoy los pronósticos daban a Sock como su rival en las finales, pero Anderson lo superó ante todo pronóstico también con contundencia. Mañana un luchador de mil batallas como Anderson se enfrentará a este adolescente mágico


Share on Facebook