Diego Schwartzman, el más listo de la clase

El pequeño argentino Diego Schwartzman le ganó al gigante norteamericano Reilly Opelka en la primera ronda del ATP 1000 de Montreal Canadá por 6-3, 6-7 (2) y 6-4. En la próxima ronda se enfrentara al austríaco Dominic Theim.

Diego Schwartzman, el más listo de la clase
El pequeño gigante. Imagen: Zimbio

La diferencia de potencia y altura pudo ser contrarrestada con control de bola, mientas Opelka intentaba que no haya peloteos, el argentino intento poner a jugar a su rival. Cuando el primer servicio no le funciono a Diego Schwartzman fue cuando logro mandar el gigante, atacándolo sobre el segundo saque, evitando que Diego pueda entrar en ritmo.

Primer set para Schwartzman

Ante la potencia del saque del norteamericano, el argentino debía cuidar como oro en paño su servicio, y fue que en el cuarto juego, el argentino comenzó a devolver el saque de Opelka, forzándolo a cometer dos errores de volea y un error no forzado que lo pusieron al argentino en doble chance de quiebre. El norteamericano usando su arma predilecta el servicio, salvo los dos puntos de quiebre, pero luego Schwartzman volvió a pasarlo en la red generando su tercer punto de quiebre quedándose con el saque de su rival luego de una gran derecha paralela.

El argentino con un alto porcentaje de primeros servicios sostuvo su servicio en el primer set, tratando de poner la pelota en juego cuando sacaba Opelka que tenía muchos problemas para trasladarse, además de poseer dificultades para ir abajo en la volea, fue así que Diego se quedó con el primer parcial por 6-3.

Supremacía del gigante

El comienzo del segundo set, fue bastante parecido al primero, el argentino ganando sus servicios poniendo la pelota en juego para generar el error no forzado del norteamericano, que mantenía su servicio gracias a los misiles que tiraba con su servicio. Y fue el argentino quien tuvo juego de control ante un errático Opelka muy apurado, logrando el quiebre tras un error no forzado del norteamericano. Este quiebre le servía en bandeja el partido, pero el estadounidense salió a jugar a todo o nada y luego de una doble falta de  Schwartzman, el norteamericano se quedó con el saque del argentino.

Ambos mantuvieron su servicio hasta llegar al tie break, donde Opelka se adelantó con dos miniquiebres gracias al ataque sobre el segundo servicio de Schwartzman, haciendo imposible la remontada del peque y quedándose con el segundo set 7-6 (2).

En el tercero, el pequeño tuerce la resistencia del gigante

El comienzo del tercer set encontró a Opelka y Schwartzman muy seguros con su servicio, logrando ambos mantener su servicio hasta el décimo juego donde Opelka bajo el rendimiento de su primer saque, lo que aprovechó el argentino para poner la pelota en juego e incomodar al norteamericano quien con una doble falta le cedió el saque y el partido. Fue un triunfo trabajado como toda su carrera para Schwartzman, con una gran fortaleza mental que le permitió afrontar el juego incomodo a que lo sometió el estadounidense. En la segunda ronda jugara el duelo desde el fondo de la cancha ante el austríaco Dominic Thiem, un juego de mayor control que puede beneficiar a la regularidad del argentino.

Tenis