Murray tampoco estará en Cincinnati

Las molestias en la cadera continúan y, al igual que hizo la semana pasada de cara a Montreal, el escocés ha anunciado que también será baja en el Masters 1000 de Cincinnati que se disputará la semana que viene, en la cual cederá el número uno del ránking tras 40 semanas ocupando dicha posición.

Murray tampoco estará en Cincinnati
Andy Murray se lamenta durante su partido ante Sam Querrey en Wimbledon. Foto: zimbio.com

Andy Murray tampoco jugará el Masters 1000 de Cincinnati, torneo que ha ganado en dos ocasiones (2008 y 2011) y del que es el actual finalista. La causa es la misma que obligó al escocés a darse de baja también de Montreal, sus molestias en la cadera. Al igual que hizo la semana pasada, el de Dunblane utilizó su página oficial de Facebook para dar a conocer su ausencia en el torneo norteamericano, séptimo Masters 1000 de la temporada. "Desafortunadamente, no podré jugar en Cincinnati este año. Siempre estoy encantado de jugar allí y estoy deseando volver el año que viene pero ahora mi único objetivo es seguir con mi recuperación para estar en Nueva York", declaró.

Así pues, la presencia del británico en el primer puesto del ránking ATP ya tiene fecha de caducidad. Después de 40 semanas consecutivas ocupando el lugar más alto de la clasificación, el escocés dejará ese puesto a la conclusión del torneo de Cincinnati, en el que perderá los 600 puntos que consiguió tras la final del pasado año. Tanto Rafa Nadal como Roger Federer, segundo y tercero del ránking, respectivamente, se postulan para asaltar el trono del escocés. Nadal perdió la posibilidad de hacerlo esta misma semana en Montreal al caer en los octavos de final ante Denis Shapovalov. Federer, por su parte, sigue en liza en el torneo canadiense y podría acercarse bastante si consigue el título en Montreal, lo que le dejaría a sólo 10 puntos de Nadal y y a 205 de Murray. 

Sea como fuere, la pérdida del número uno del mundo es, probablemente, lo que menos le preocupa ahora mismo a Andy Murray. El escocés ya reconoció que lo cedería más pronto que tarde debido a su pobre rendimiento durante este año, un año que podría terminarse mucho antes de lo previsto para él. Dentro de 17 días dará comienzo el último Grand Slam de la temporada y las posibilidades de que el británico esté en Nueva York para la disputa del US Open disminuyen con el paso de los días. Solo el tiempo dirá si finalmente Murray decide seguir los pasos tanto del serbio Novak Djokovic como del suizo Stan Wawrinka, que no volverán a las pistas hasta enero de 2018 o si, por el contrario, puede terminar el año libre de lesiones. 


Share on Facebook