La ITF anunció cambios reglamentarios para los próximos años

La Federacion Internacional de Tenis aprobó tres modificaciones en las reglas de los eventos de Grand Slam para 2018 y otra muy importante para 2019.

La ITF anunció cambios reglamentarios para los próximos años
En el Abierto de Australia 2018 se implementarán tres importantes cambios. Foto: Zimbio

El director de la ITF, David Haggerty, se reunió en Londres con los organizadores de los cuatro torneos de Grand Slam y confirmaron algunos cambios en las reglas de los partidos que comenzarán a aplicarse en la próxima edición del Australian Open. 

Una de las modificaciones es la colocación de un reloj en la pista, que marcará el tiempo entre punto y punto. Servirá para evitar que los juegos se alarguen o que haya discusiones entre jugadores y árbitros por las advertencias. El tiempo permitido será de 25 segundos, en lugar de los 20 que se permitían actualmente. 

Otro de los cambios será la reducción en el tiempo de calentamiento previo al partido. Los tenistas tendrán un minuto desde que ingresan a la cancha hasta que llegan a la red para el sorteo de campo y saque y luego 5 minutos de entrenamiento, a diferencia de los 15 que se utilizaban hasta esta temporada. Los que no cumplan con esta regla, pueden recibir multas de hasta 20.000 dólares. 

Por otra parte, se colocará una medida que regule las bajas de los jugadores en primera ronda, que tanta polémica generó en los últimos años, sobre todo en los Grand Slam, donde algunos jugadores lesionados disputaban pocos games del partido sólo para cobrar el dinero. Ahora, con la nueva reglamentación de la ITF, permitirán que un tenista se baje del cuadro antes de las 12 del mediodía del jueves antes del inicio del torneo y recibir el 50% del premio en dinero, dejando su sitio a un lucky loser que recibiría el 50% restante si pierde en primera ronda, pudiendo seguir en el torneo y ganar más puntos y dinero. Cabe destacar que, si un tenista juega el partido lesionado para cobrar el 100% del premio, la ITF analizará cada caso y puede multarlo con la cantidad correspondiente al dinero que se repartía en esa ronda. 

Esos tres cambios se aplicarán en la próxima temporada. Pero, en 2019, puede implementarse otra importante modificación: reducir de 32 a 16 cabezas de serie en los Grand Slam. Este cambio puede ocasionar que el número 17 del ranking pueda enfrentarse al número 1, por ejemplo, haciendo que los cuadros sean más parejos y competitivos en las primeras rondas. Por el momento, no es oficial, pero se evaluará en los próximos meses para implementarlo en 2019.