Copa Davis 2017. David Goffin: la esperanza belga en la final

El belga ha realizado la mejor temporada de su carrera, llegando a disputar la final de la Copa de Maestros ante Grigor Dimitrov. Ahora, fija su próximo objetivo en dar la campanada en Lille ante Francia, sabiendo que las opciones de su país de vencer pasan casi todas por su raqueta

Copa Davis 2017. David Goffin: la esperanza belga en la final
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

David Goffin es la principal baza que tiene el combinado belga para conseguir sumar su primera Copa Davis. El actual número siete del mundo ha cuajado una temporada sensacional, a pesar de la lesión que sufrió en Roland Garros y que le provocó perderse la gira de hierba y no estar en plenas condiciones y a su mejor nivel hasta la gira asiática.

Gran final de temporada

Fue en esta gira donde logró sus mejores resultados de la temporada, encadenando dos semanas consecutivas levantando un título. Primero lo haría en el torneo chino de Shenzhen y posteriormente, conseguiría su primer título en un ATP 500 como fue el de Tokio. En Basilea también llegó a unas reseñables semifinales, en las cuales no pudo competir con el ídolo local Roger Federer. Pero fue en las ATP World Tour Finals donde se vio la mejor versión del tenista belga, llegando a vencer por primera vez en su carrera Rafael Nadal y Roger Federer para terminar cediendo la final en un duro partido con Grigor Dimitrov.

Goffin con el título de Tokio

Dudas en cuanto a su estado físico

El tenista de Rocourt llegará a esta final con la confianza por las nubes después del gran tenis que ha jugado estas últimas semanas. Sin embargo, no se sabe cuanta gasolina le queda en su depósito después de que ha competido en las últimas siete semanas de competición, es decir, desde Metz a principios de septiembre hasta la Masters Cup. Durante este último torneo ya se le vio sufrir mucho a nivel físico y su entrenador llegó a decir que "está fundido", por lo que puede ser un hándicap importante debido a que los partidos son a cinco sets.

No obstante, Goffin ya ha demostrado su compromiso con su país en los últimos años, llegando a meter a Bélgica en la final de 2015 ante la Gran Bretaña de Andy Murray. Tras la decepción que supuso caer en esa final han vuelto a llegar a otra más, ya con más experiencia y sobre todo con un jugador especial para esta competición como es Steve Darcis. El belga siempre saca su mejor versión en la Davis y es un magnifico escudero para el líder del equipo, David Goffin. Por ello, Bélgica confía en que Goffin le de los dos puntos del individual y conseguir que Darcis sume el tercero, puesto que parece que será muy complicado apuntarse el punto del dobles.

Goffin con el trofeo de subcampeón de las ATP World Tour Finals