Anuario VAVEL 2017. Simona Halep: la guerrera rumana

La rumana ha conquistado uno de sus objetivos como profesional tras acabar el año como número uno femenino. En este año Simona ha luchado hasta el final pero no ha podido remediar la dinámica de finales perdidas y tan solo ha ganado un título. El obtenido en la capital de España, el Mutua Madrid Open.

Anuario VAVEL 2017. Simona Halep: la guerrera rumana
Halep abrazando el número uno femenino // Fuente: Fotometraje Diego Blanco

Simona Halep se ha alzado este año con el número uno del ranking WTA sin hacer demasiados méritos y haciendo una temporada bastante comedida, si la comparamos con el estado de forma que ha tenido la rumana en otras temporadas. El punto cumbre del año se enfoca en la temporada de tierra batida, donde la rumana consiguió el único título de la temporada en el Mutua Madrid Open. Torneo que se le ha dado especialmente bien a la rumana, ya que lo ha conseguido en dos ocasiones(  2016 y 2017)

Inicio gris de la rumana

La temporada de la rumana empezó con el torneo de Shenzen, preparatorio para el posterior Abierto de Australia. En este torneo, Halep sólo pudo doblegar a la veterana Jankovic, ya que caería en la siguiente ronda ante Siniakova en tres sets. El primer Grand Slam de la temporada iba a ser Australia, pero el paso de Simona por este torneo iba a ser muy efímero, puesto caería a las primeras de cambio ante la estadounidense Shelby Rodgers por un claro 6-1 6-3. Antes de la cita americana, la rumana tuvo una cita con el torneo de San Petersburgo. Comenzo bien Halep, doblegando a Ana Konjuh por 6-2 y 7-6 pero no pudo disputar la siguiente ronda por lesión. Halep prefirió no forzar para llegar al 100% a la gira americana.

El primer torneo en Estados Unidos iba a ser Indian Weels, donde la rumana comenzó muy cómoda y segura tras derrotar a Venkic por 6-4 6-1. En la siguiente ronda no iba a poder doblegar a la francesa Mladenovic con la que cayó en tercera ronda por un doble 6-3. La siguiente parada era Miami, donde poco a poco la rumana iba a recuperar el tono y a ofrecer un tenis mejorado con unos golpes más seguros y con una exponencial mejora en el saque. Aunque la rumana haya mejorada mucho con respecto a Indian Weells, no podía pasar de cuartos de final tras caer con Joahana Konta en tres sets. En el torneo se ha enfrentado a rivales asequibles para Simona como Osaka, Kontaveit o la americana Stour.

Antes de recalar en su torneo predilecto en la capital de España, la rumana participó en un torneo en Alemania, en WTA de Stuttgart, alcanzando las semifinales tras ganar a Strycova y Sevastova. En las semis, la americana Siegemund la barrió del papel y la impidió acceder a la final del torneo alemán.

Comienza lo bueno para Simona

La siguiente parada era Madrid, y la rumana sabía que esta iba a ser la suya. Simona siempre se ha sentido muy a gusto en el torneo madrileño y este año no iba a ser menos. Pasó por encima de Pliskova, Vinci, Stour Vandegweghe y Sevastova hasta llegar a la final contra la francesa Mladenovic, que ganó en tres sets ( 7-5 6-7 6-2). Con este triunfo la rumana se hacía con su segundo Mutua Madrid Open y con el primer título del 2017. Como anteriormente he comentado, Halep siempre ha sido una tenista puramente de tierra, y esto también lo ha demostrado esta temporada. En la siguiente parada se encontraba Roma y la posibilidad de alzarse con otro torneo de tierra por parte de la rumana. Completó un torneo muy completo derrotando a rivales de la talla de Siegemund, Pavlyuchenkova, Kontaeit y Bertens. En la final, no pudo con la ucraniana Svitolina que se iba a llevar el título en Roma por 4-6 7-5 1-6.

Roland Garros sería el siguiente torneo de arcilla que disputaría Halep, con la moral bastante alta tras conseguir el título en Madrid y cuajar un torneo realmente bueno en Roma. En este Grand Slam, la rumana, iba a doblegar a Cepelova, Tjana María, Kashitina, Carla Suárez, Svitolina ( su verduga en Roma) y a Pliskova. Tras esto Halep se encontraba ante una nueva final para poner la puntilla a la temporada de arcilla conquistando Roland Garros. Esto se iba a truncar para Simona ya que la latona, Jelena Ostapenko se haría con el primer Grand Slam de su carrera tras derrotar a Halep en tres sets: 4-6 6-4 3-6.

Halep luchando hasta el final

El siguiente paso en la temporada iba a ser Wimbeldon, para ello Halep se preparó en el torneo previo de Eastbourne donde caería en cuartos de final a manos de la danesa Caroline Wozniacki. En Wimbeldon, la rumana se defendió a pesar de no encontrarse ante su disciplina. Llegó hasta los cuartos de final donde cayó ante Johana Konta. Anteriormente había podido con rivales como las asiáticas Duan y Peng, la brasileña Maia y la bielorusa Azarenka. La segunda gira americana de la temporada comenzaba con el torneo de Washington, donde caería también en cuartos de final, pero esta vez ante la rusa Makarova.

Los torneos de Cincinatti y Toronto podrían definirse como dos copias. En ambos torneos el inicio de la rumana prometía algo más que quedarse a las puertas de llevarse el título para Rumanía, pero fue a partir de estos torneos donde la rumana comenzó a no sentirse cómoda y en Toronto cayó en semifinales ante Svitolina y en Cincinatti obtuvo una meritoria final ante la española Garbiñe Muguruza. El US Open iba a ser fugaz para la rumana, que caería a las primeras de cambio ante una renovada Maria Sharapova, que nos recordó a la vieja guerrera de la que estábamos acostumbrados. Venció a Halep por 6-4 4-6 6-3.

El final de la gira americana hacía que el tenis mundial se mudara a Asia, para afrontar los últimos compromisos de la temporada. El primero para Halep fue Pekín, donde consiguió doblegar a rivales como Riske, Rybaricova, Sharapova, Kasatkhina y Ostapenko pero no pudo vencer a la francesa Caroline García que suponía otra nueva final perdida por Simona.

El final de año

Por último, Halep llegaba a la última cita de la temporada y esa era las WTA Finals, la rumana podía optar a poner la guinda a su número 1 obteniendo el último trofeo del año. Halep finalmente no pudo con Svitolina ni Wozniacki en la fase de grupos del torneo y su temporada se daría por finalizada. La rumana se quedaba sin el punto final a su temporada. El balance de victorias y derrotas de Halep es de 45 victorias y 17 derrotas, a las que hay que sumar un único título: El Mutua Madrid Open. No ha sido el mejor año de la rumana, pero su constancia y dedicación la han llevado a multitud de finales, que aunque no haya podido rematarlas con el título ha ido sumando puntos en el ranking que al final de año la han colocado como la reina del tenis femenino. No tengo dudas que la temporada que viene veremos una Halep renovada con un sinfín de motivación para intentar mejorar los resultados de esta temporada y poder conquistar un Grand Slam que tanto sueña desde que es tenista profesional.