Fabio Fognini: "Si fuera el número uno, me pedirían en Italia que fuera cero"

El nuevo año de Fabio Fognini está tomando forma entre Miami y Barcelona con poco tenis todavía, porque el menisco de la rodilla izquierda se ha vuelto a inflamar en las últimas semanas y es requirió de un cuidado especial que paró un poco su preparación para la próxima temporada, que dará inicio primero en Sydney y después en el Abierto de Australia.

Fabio Fognini: "Si fuera el número uno,
me pedirían en Italia que fuera cero"
Fognini buscando la solidez para toda la temporada. Imagen: Zimbio

La vida de Fabio cambio desde que llego el pequeño Federico, nacido a mediados de mayo del matrimonio con Flavia Pennetta y eso también de a poco lo lleva a estar más controlado dentro de la cancha. Su tiempo libre se lo dedica a su familia dando una imagen diferente de la que muchas veces ha dado en las canchas mostrándose irascible.

Por ello Fabio manifiesta que en esta temporada tuvo picos muy altos de tenis y momentos penosos forzados por su carácter. De los buenos momentos el italiano manifestó. "Seguramente le balance de la temporada fue positivo, gané un torneo (en Gstaad) y jugué bien en superficies rápidas, especialmente al comienzo del año. Siento solo cómo terminó, la lesión vino cuando estaba creciendo, estaría quitado algo de satisfacción incluso en interiores, estoy seguro”.

A Fognini, quien por cuarto año consecutivo ha terminado dentro de los 30 primeros del escalafón mundial, las críticas le molestan, acostumbrado a ellas pero eso no dice que lo ponga feliz, indicó que "Ahora que estoy acostumbrado, las críticas siempre van más allá de los elogios. El problema es que en Italia son fanáticos, pro o en contra, y no fanáticos de los deportes. Si un día llego al número uno del mundo, los italianos todavía no estarían felices y me pedirían que fuera el número cero”. Por ello también queda en su memoria lo ocurrido en el US Open donde insulto al juez de silla y de ello no se lo puede sacar de la cabeza. "Estaba equivocado, no era un buen ejemplo, me disculpé y pagué, no creo que haya nada más que agregar".

Otro de las metas que debe afrontar Fognini, es la de saber manejar su inestabilidad, Fabio es un jugador de tiene toda la magia, que puede hacer lo que quiera dentro de la cancha, pero su mente no lo acompaña. Y una muestra de ello es el partido que le gano en Estocolmo a Jack Sock quien a la postre iba a ser uno de las estrellas del Master de fin de año y eso él lo sabe y así lo expresa. "Claramente, no hay ecuación, Jack ha sido bueno para aprovechar las oportunidades que se le presentan, lo felicito y, por supuesto, viendo lo que pasó después, definitivamente puedo decir que técnicamente estoy a la altura, solo debería ser más continuo", comentó.

Sobre el 2018, la raqueta número uno de Italia, augura que "Quiero la salud primero en 2018. Espero que la incomodidad de la rodilla pase rápidamente, porque por ahora no me ha permitido entrenar con la raqueta, pero todos los demás parámetros físicos están en su lugar, por lo que la confianza para un camino de alto nivel no ha cambiado”. Además refiriéndose a las lesiones que no solo sufrió el sino que además cinco de los top ten, Fabio declara que "definitivamente el calendario está bastante lleno, creo que una suspensión de la actividad por un par de semanas, a mediados de la temporada, harían bien en todo el mundo, como tal vez jugar toda la Copa Davis en una semana. Pero me da suficiente malestar que aquellos que se quejan más para demasiados juegos, entonces termina el año en todo el mundo para tocar”.

La meta es evidente, Fognini tiene entre ceja y ceja estar dentro de los 20 del mundo primero y después en su balanza está la de llegar a ganar un Grand Slam, algo que le quita el sueño, pero para ello deberá tener una temporada centrada y que sus problemas en la rodilla le dejen terminar bien la pretemporada.