Strycova cambia a Tomas Krupa por David Kotyza

La actual número 23 del mundo y su compatriota Karolina Pliskova intercambian entrenadores. Kotyza se une al equipo de Strycova mientras que Pliskova se hace con los servicios de Krupa.

Strycova cambia a Tomas Krupa por David Kotyza
Barbora Strycova durante el WTA Premier Mandatory de Pekín. Foto: zimbio.com

Nuevo baile de entrenadores en el tenis checo. La veterana Barbora Strycova, de 31 años y afincada en el puesto 23 del ránking WTA, anunció, a través de su cuenta oficial de Instagram, que David Kotyza será su nuevo entrenador a partir de 2018 sustituyendo a Tomas Krupa que, a su vez, comenzará una nueva etapa al lado de Karolina Pliskova.

Kotyza fue el entrenador de Pliskova durante este año y llevó a la checa a alcanzar el número uno del mundo el pasado mes de julio. Además, estuvo al frente de la carrera de Petra Kvitova de 2011 a 2016, conquistando dos títulos de Wimbledon y las WTA Finals de 2011. "David obtuvo grandes éxitos junto a Petra Kvitova, ganando varios Grand Slams, y llevando a Karolina Pliskova al número uno del mundo. Espero tener tanto éxito con él como ellas", declaró la checa, que este año logró en la ciudad austríaca de Linz su primer título WTA después de seis años de sequía. 

Aparte de Kotyza, otro compatriota se unirá al equipo de Barbora Strycova. Se trata del antiguo especialista de dobles Lukas Dlouhy, campeón de Roland Garros y del US Open en el año 2009 y ex número cinco del mundo de la modalidad. Tanto él como Kotyza acompañarán a Strycova en su primer torneo de 2018, el ASB Classic de Auckland (Nueva Zelanda), en la primera semana de enero. 

Tomas Krupa, por su parte, cogerá las riendas de una Karolina Pliskova que fue de más a menos durante este último año y juntos tratarán de hacer realidad el sueño de la checa: conquistar su primer Grand Slam. Krupa, de 44 años, tiene una amplia experiencia como entrenador. Durante seis años, de 2009 a 2014, trabajó junto a Tomas Berdych. El recientemente retirado Radek Stepanek, Jiri Vesely o la citada Strycova también han estado bajo las órdenes de su compatriota.