Análisis del cuadro femenino del Australian Open 2018: ¿nueva campeona a la vista?

Comienza la 106ª edición del Abierto que se llevará a cabo entre el 15 y el 28 de enero. Las pistas de Melbourne acogerán a las mejores tenistas de la WTA y con la ausencia de la defensora del título, una nueva tenista podría coronarse en Australia.

Análisis del cuadro femenino del Australian Open 2018: ¿nueva campeona a la vista?
Maria Sharapova. Imagen: Zimbio

Una nueva edición del Abierto de Australia comienza la próxima semana y ya tenemos el cuadro que irá emparejando a las tenistas conforme avancen en el torneo. Las jugadoras apenas han podido retomar el ritmo de competición y ya están por enfrentarse en el primer Grande. Sin duda una de las noticias que más ha conturbado a los seguidores es la no asistencia de la siete veces ganadora en Australia y vigente campeona, Serena Williams. Otra de las ausencias a tener en cuenta es la de Victoria Azarenka, ganadora en 2012 y 2013. En las útimas horas se ha sumado también la baja de la tenista croata Ana Konjuh.

Primer cuadrante: Halep vs Pliskova

Tras terminar 2017 como Nº1, Simona Halep (1) ha podido mantener la posición y llega a Australia como primera cabeza de serie. A la rumana se le presentan encuentros bastante asequibles en las primeras rondas hasta cuartos de final, donde un posible duelo contra Karolina Pliskova (6) podría apearla de la lucha por su primer Grand Slam, en caso de que supere a D. Aiava en primera ronda, E. Bouchard/O. Dodin en segunda, una hipotética tercera y cuarta ronda ante P. Kvitova y E. Vesnina, respectivamente. Por su parte, Pliskova, cabeza de serie Nº6,  si enfrentaría a una top-10 J. Konta en caso de que ambas lleguen a la cuarta ronda. Pliskova se enfrentará a V. Cepede Royg en primera ronda.

Segundo cuadrante: Garbiñe vs Garcia

La hispano-venezolana Garbiñe Muguruza (3) comenzará en Australia contra la francesa J. Ponchet (WC), con quien nunca se ha enfrentado. Garbiñe sí que tendrá más difícil su paso a la semifinal, donde se enfrentaría a Halep o Pliskova. La ganadora de dos Grand Slams parte como tercera cabeza de serie y solo tendría que enfrentarse, en cuartos, con una top 10 para ello, Caroline Garcia (8), pero una posible tercera ronda ante A. Radwanska o una cuarta ante A. Kerber o M. Sharapova complicarían el camino a Garbiñe, ya que,  aunque en la pasada temporada las tres tenistas han perdido su condición de top 10 sabemos que tienen el nivel necesario como para volver pronto a él, y el Abierto de Australia sería un buen escenario para comenzar la remontada. Garcia se retiró en Brisbane por dolores en la espalda, y parece ser que la francesa ya está recuperada. A. Sasnovich y M. Keys son las oponentes más factibles para ella en tercera y cuarta ronda, respectivamente. Garbiñe y Garcia solo se han enfrentado una vez, y el encuentro se saldó con victoria de la caraqueña en tokyo 2017.

Tercer y cuarto cuadrante: Venus/Svitolina vs Wozniacki

En la parte baja del cuadro, Caroline Wozniacki (3), que viene de perder la final en el torneo de Auckland frente a J. Goerges, comenzará con un duelo ante M. Buzarnescu y no tendrá mayor obstáculo que C. Vandeweghe (10) o J. Ostapenko (9) en unos posibles cuartos de final. Las que lo tendrán mucho más complicado por esta parte del cuadro son Elina Svitolina (4) y Venus Williams (5). Sobre todo la estadounidense, que a priori, tiene el duelo más complicado en primera ronda frente a Belinda Bencic. La suiza viene de ganar la Copa Hopman junto a Roger Federer, y parece que ha vuelto con el nivel que la llevó a la séptima posición del ránking WTA en 2016. Svitolina enfrentará a una qualy en primera ronda pero un inoportuno encuentro con Sloane Stephens en cuarta ronda, a la que no ha ganado nunca en pista dura, acabaría con el sueño de la ucraniana de conseguir este año su primer Grand Slam. Svitolina y Venus podrían enfrentarse en cuartos.

El camino de las españolas

A falta de saber si Silvia Soler pasará la fase clasificatoria, Carla Suárez y Lara Arruabarrena sí han conseguido clasificarse para entrar en el cuadro principal. La canaria no terminó el 2017 como hubiese querido, descendió en el ránking dejando el top 20 por primera vez desde 2013. Su primera rival llegará desde la qualy y si consigue superarla, muy seguramente se medirá a C. Vandeweghe en segunda ronda, a quien se ha enfrentado en cuatro ocasiones y ha ganado en dos, pero esas victorias datan de 2013 y 2014, mientras que las de Vandeweghe son más recientes, 2016 y 2017. Arruabarrena se enfrentará a R. Hogenkamp en primera ronda. La donostiarra ha vencido a la neerlandesa en su último encuentro en 2016.

Aunque todo esto son suposiciones y habrá que estar expectantes para ver qué ocurre en estas dos semanas de torneo. Con casi toda seguridad podremos asistir a la victoria de una nueva campeona en este Grand Slam, pero todo puede ocurrir, y es que la motivación para un Grand Slam no es la misma que para cualquier otro torneo. Las cabezas de serie pueden no llevar bien la presión por conseguir el título, mientras que las tenistas con más bajo ránking pueden llegar más serenas y convertir el milagro.