Fed Cup 2018. Sara Errani: el estandarte del conjunto 'azurro'

La nacida en Bologna es la jugadora italiana, de las convocadas por Tathiana Garbin, más veterana, con 20 series jugadas, e intentará volcar su experiencia en favor de su nación.

Fed Cup 2018. Sara Errani: el estandarte del conjunto 'azurro'
Fotomontaje: Diego Blanco - VAVEL

La edición número 56° de la Fed Cup, denominada Copa Federación hasta 1995, se pondrá en marcha mañana. Italia y España, que pertenecen al Grupo Mundial II, se enfrentarán por la primera ronda del certamen desde este sábado, 10 de febrero, hasta el domingo, 11 del mismo mes. La serie tendrá lugar en el PalaTricalle Sandro Leombroni, ubicado en la ciudad italiana de Chieti, y se disputará sobre polvo de ladrillo. Para la tenista local Sara Errani, N° 107 del ranking de dobles de la Asociación Femenina de Tenis (WTA) y mejor clasificada de su equipo, significará su presencia 21 defendiendo los colores de su país. Acompañada por dos debutantes, buscará imponer su experiencia frente al poderío español para intentar otorgarle el triunfo a su seleccionado.

En el inicio de la temporada 2018, al igual que a lo largo de su carrera, Errani mostró las dos facetas que componen su juego. Su despliegue en dobles es la antítesis de su desempeño en singles. En el circuito individual, participó de tres eventos y los resultados no fueron los esperados. Comenzó el calendario en el WTA International de Auckland (Nueva Zelanda), donde se despidió rápidamente debido a que perdió en la primera ronda ante la checa Barbora Strycova. La siguiente escala fue en la qualy del Australian Open. Luego de triunfar en las dos instancias inaugurales, cayó en el partido decisivo para entrar al cuadro principal frente a la tailandesa Luksika Kumkhum. Su actividad previa a la Fed Cup concluyó en el WTA Premier de San Petersburgo (Rusia). Allí, volvió a tropezar en su debut, esta vez contra la eslovaca Jana Cepelova.

Sin embargo, su rendimiento aumenta al jugar en la rama de dobles. En dicha disciplina, concurrió a dos torneos. En Auckland, conquistó su primer título del año, al vencer, junto a la holandesa Bibiane Schoofs, a la pareja japonesa formada por Eri Hozumi y Miyu Kato, quienes eran las preclasificadas número uno. Posteriormente, visitó, con la belga Kristen Flipkens, el certamen de San Petersburgo. Superaron la ronda inicial, pero cayeron en los cuartos de final ante las candidatas a alzar el trofeo, la canadiense Gabriela Dabrowski y la china Yifan Su.

La capitana del equipo italiano, Tathiana Garbin, ex tenista campeona de ocho coronas en dobles, dejó de lado el presente antagónico que mostró Errani y apeló a experiencia que posee. La cual la avala, a causa de que ostenta nueve títulos en individuales, destacándose la final perdida en Roland Garros 2012 ante la rusa María Sharapova, y 27 galardones en dobles, con cinco conquistas en Grand Slams y habiendo cosechado al menos un título en cada uno de los cuatro grandes.

El debut 

Hace 10 años, Errani iniciaba su camino en la Fed Cup enfrentando, casualmente, a España. En aquella oportunidad, el duelo correspondía a los cuartos de final del Grupo Mundial I. Allí, disputó dos partidos, uno en singles, ante Lourdes Dominguez Lino, y otro en dobles, junto a su actual capitana, frente a Carla Suárez Navarro y Nuria Llagostera. Ambos terminaron en victoria para la italiana, pero la serie quedó en manos de las españolas por 3-2.

Tocar el cielo con la manos dos veces

A la temporada siguiente de su primera convocación, llegaría la gloria. En 2009, Italia conquistó la copa del mundo femenina de tenis por segunda ocasión y Errani fue protagonista indiscutible de la coronación. Participó de todas las rondas y no cedió ningún partido. En los cuartos de final, el primer rival fue Francia. La oriunda de Bologna derrotó en el singles a Amelie Mauresmo, mientras que en el dobles, junto a Roberta Vinci, hizo lo mismo frente a Nathalie Dechy y Severine Bremond. De esa manera, avanzaron a las semifinales, donde chocaron ante Rusia. Errani únicamente estuvo en el dobles. Logró la victoria, una vez más con Vinci, contra Nadia Petrova y Anastasia Pavlyuchenkova. En la final esperaba la nación máxima ganadora de la competencia, Estados Unidos. A pesar del claro favoritismo de las norteamericanas, las italianas se impusieron por 4-0 y la actual número 142 del escalafón individual, una vez más junto a Vinci, triunfaron en el dobles ante Vania King y Liezel Huber. Así, el combinado azurro levantó, por segunda oportunidad, el trofeo.

En el 2010, Italia consiguió el bicampeonato, pero Errani no intervino en la final. Solamente concurrió a los cuartos de final, ante Ucrania, donde ganó el dobles, y a la semifinal, frente a República Checa, allí obtuvo los puntos del dobles y de un single. A pesar de eso, en 2013, volvió a sentir el deleite de la celebración. Su país levantó su cuarto, y hasta el momento último, título del certamen. En la instancia inicial, doblegó a Estados Unidos por 3-2. Errani cosechó una derrota (individuales) y dos victorias (individuales/dobles). En la semifinales, el oponente fue, otra vez, República Checa. La italiana se vio superada por Petra Kvitova, pero se recuperó contra Lucia Safarova y sentenció el 3-1 en favor de su equipo para avanzar a la final. En la serie decisiva, Rusia era el escollo a vencer. Errani se sobrepuso a Irina Khromacheva y Alisa Kleybanova, para concederle el triunfo a su seleccionado.

Descenso y actualidad

En la temporada 2016, Italia comenzó su debacle en la competencia. Errani registró su peor marca en la historia del evento. En la primera ronda de dicho año, las italianas debieron visitar a Francia. Allí, la jugadora de, en ese entonces, 29 años, tuvo tres derrotas contundentes. Cayó en dos singles, ante Caroline García y Kristina Mladenovic, respectivamente, y en el dobles, junto a Martina Caregaro, frente a la pareja formada por las mismas tenistas antes mencionadas por 6-0 y 6-1. Como consecuencia de perder esa serie, Italia se vio obligada a disputar los Play-Off para mantenerse en el Grupo Mundial I. Bajo esta circunstancia, el próxima adversario fue España. En esa eliminatoria, Errani estuvo dentro de las cuatro convocadas, pero no actuó en ningún duelo. Las españolas obtuvieron la victorias por 4-0 y sellaron el descenso de las azurras.

Actualmente, Italia se encuentra en el Grupo Mundial II y empezará su actividad en el día de mañana. Asimismo, Errani, quien cuenta con un récord de 23 victorias y 17 caídas (individuales 14/13 y dobles 9/4), es una de las figuras que estará en acción y que intentará volcar toda su experiencia para, paso a paso, regresar a su nación a la elite del certamen.