Vuelve el gladiador Berlocq a Buenos Aires

El tenista argentino Carlos Berlocq recibió ayer jueves la invitación para disputar el Argentina Open, ATP 250 que inicia mañana sábado en las canchas del Lawn Tennis, con la ronda de clasificación.

Vuelve el gladiador Berlocq a Buenos
Aires
Vuelve el Gladiador. Imagen: @ArgentinaOpen

Charly, que viene de arrancar la temporada esta semana quedando eliminado en primera ronda del ATP de Quito, finalmente salteará la qualy y recibió, como en 2017, uno de los wild cards de la invitación para ser parte del Main Draw. Berlocq que luego de ganar el segundo punto argentino de Copa Davis el año pasado le pedía a gritos a Martin Jaite la invitación para el torneo, fue nuevamente beneficiado con el pasaje al cuadro. Berlocq es un tenista taquillero en argentina, que corta boletos, e intentará aunque tenga un bajón profundo en su juego volver a meterse en el corazón del publico

A sus 35 años, el Gladiador volverá a jugar uno de los torneos que más le gusta y en el que es uno de los favoritos del público, destacándose que desde 2006 solo faltó a este certamen en 2009 y 2016. En 2015 y 2017 alcanzó su mejor resultado llegando a semifinales, cayendo ante Rafal Nadal y Kei Nishikori respectivamente.

El año pasado con el envión de la Davis, Berlocq levanto por completo a la hinchada de su país, no pudo contra el japonés Nishikori, pero convirtió la cancha central del Buenos Aires Lawn Tennis, en un hervidero como si fuesen partidos de Copa Davis, algo que a los argentinos le gusta y mucho. Por ello la presencia del gladiador es una idea muy inteligente de la organización que pone al público por demás de feliz y que seguramente se le va a ser muy difícil para cualquier rival que tenga en la primera ronda.

De esta manera, Charly se sumará en el torneo al resto de los argentinos, Diego Schwartzman, Leonardo Mayer, Guido Pella, Horacio Zeballos, Federico Delbonis y Nicolás Kicker. Aunque es una buena noticia, también es desalentadora la presencia de Berlocq, ya que las invitaciones se le dan a las futuras estrellas y parece que argentina no tiene ninguna. Y eso no es culpa de la organización, sino del manejo del tenis de ese país.