Monteiro viaja a semifinales en la altura de Quito

El brasileño Thiago Monteiro, 118º del ranking de la ATP, logró una importante victoria en la carrera este viernes al derrotar al francés Gael Monfils, 43º del mundo, por dos sets a uno, con parciales de 6-4, 2-6 y 6-4, por los cuartos de final del ATP 250 de Quito, disputado en canchas de tierra batida, en Ecuador.

Monteiro viaja a semifinales en la altura de
Quito
Monteiro llega por primera vez a una semifinal de un ATP. Imagen: @EcuadorOpen

El triunfo sobre el tenista que ya fue el Top 10 del ranking dio al brasileño por primera vez la oportunidad de disputar una semifinal de torneo ATP. En la próxima fase, tendrá por delante el al español Albert Ramos, 21º del ranking mundial, quien le ganó al austríaco Gerald Melzer, 98º del mundo, en set corridos por 6-2 y 6-4. Fue la segunda vez que los dos tenistas se encontraron en la carrera. El otro enfrentamiento se produjo también en tierra batida, en 2017, en el Grand Slam de Roland Garros. En la ocasión, el francés atropelló al brasileño con una victoria por tres sets a cero.

Pero no es lo mismo para Monfils jugar en el patio de tu casa como lo es Roland Garros, que jugar a 2500 metros de altura en Quito y eso a los jugadores les quita resto físico y los empareja y eso fue lo que pasó, por ello es muy difícil evaluar la gran cantidad de errores no forzados que tuvo el francés. La diferencia de velocidad de la pelota es mayor y el resto físico se complica después del segundo set.

En el duelo de este viernes, Monteiro comenzó el partido encendido, logró el quiebre rápidamente en el primer juego del primer set y no le dio oportunidades al francés para recuperar el quiebre. En el segundo, Monfils reaccionó y quebró rápidamente para adelantarse por 3-0, luego sostuvo muy bien su servicio y volvió a quebrar el saque del brasileño en el octavo juego, para cerrar el segundo set por 6-2. El tercer set prevaleció el equilibrio hasta el noveno juego, cuando Monfils encontró dificultades para conectar su primer servicio y le dio la oportunidad a Monteiro quebrarle su saque. Después, el brasileño solo tuvo que mantener la tranquilidad y confirmar el saque para alcanzar su más importante resultado en la carrera. De 31 años, Monfils, que ocupó el sexto puesto de la clasificación de la ATP en noviembre de 2016, sucumbió ante la fuerza y el ímpetu de un Monteiro que, a sus 23 años, se proyecta como uno de los candidatos para ganar el torneo de Quito.