Carballés sorprende a Ramos en la final de Quito

El tinerfeño consigue su primer título ATP tras vencer en una reñida final a Albert Ramos. Carballés, de 24 años, consigue por fin la recompensa a una trabajada carrera en la sombra de los torneos menores.

Carballés sorprende a Ramos en la final de Quito
Carballés celebra uno de los puntos de la final. Foto: ATP

La primera final 100% española del año no defraudó en absoluto. Tanto Roberto Carballés como Albert Ramos mostraron el nivel que les ha llevado a ambos a la primera final del año, y contra todo pronóstico, fue el tinerfeño quien finalmente se alzó con el título tras un disputado encuentro de dos horas y media (6-3, 4-6, 6-4).

Pese a ser su primera final a nivel ATP, Carballés no acusó el miedo escénico ni los nervios y salió atrevido y a por todas, consiguiendo dos roturas de servicio para colocarse con un 5-1 favorable. Ramos no era capaz de imponer su tenis desde el fondo de pista y veía como su rival aprovechaba mucho mejor sus armas para llevarse la primera manga. El catalán recuperaría uno de los dos servicios perdidos antes de ceder por 6-3.

Ramos se vería contra las cuerdas nada más empezar el segundo set, salvando hasta tres puntos de rotura en contra. Salvar ese servicio le dio alas al catalán, que poco a poco iba encontrando su sitio en la pista y empezaba a incomodar a Carballés. La fiabilidad de los saques fue la tónica dominante en este segundo parcial, hasta llegar al 5-4. En ese momento, Carballés cedió su servicio por segunda vez en el partido, y con ello también el set.

La dinámica parecía ser favorable a los intereses de Ramos, pero Carballés fue capaz de aguantar los primeros envites del catalán al inicio del set definitivo. Tras mantener un difícil servicio para empatar a 3, el tinerfeño encontró un resquicio en el saque de su rival y consiguió un valioso break, acto seguido fue capaz de volver a mantener su servicio para colocarse con 5-3. Ramos quemaría sus últimas balas con el 5-4, pero Carballés termina cerrando la final en su tercera bola de partido.