Monfils le hace una caricia al tenis en Buenos Aires

El francés Gael Monfils le gano al uruguayo Pablo Cuevas por 6-1 y 6-4 en una hora quince minutos, por la primera ronda del Argentina Open, su próxima parada será el serbio Dusan Lajovic.

Monfils le hace una caricia al tenis
en Buenos Aires
Monfils acrobacia y magia en Buenos Aires. Imagen: @BuenosAiresOpen

Sin dudas que por nombres, era el partido de la primera ronda del Argentina Open. Por un lado el uruguayo Pablo Cuevas (séptimo favorito) y gran jugador de arcilla, mientras que enfrente estaba nada menos que el francés Gael Monfils, uno de esos jugadores que cuando está en su nivel, da gusto verlo jugar.

Y hoy pasó lo segundo, encendió el Buenos Aires Lawn Tennis, puso a la gente de pie mostró un nivel tremendo y fue la estrella del día. Con sus trancos largos, su calidad su carisma, se perfila a ser una de las estrellas del torneo. El argentino te quiere o no, los grises en el tenis no están y hoy Gael Monfils se puso al público en el bolsillo, se quedó jugando con un chico y además jugó un partido de tenis. Y en partido de tenis, fue una notable demostración, porque “La Pantera” jugó con entrega, y metió calidad a una tarde que ya se había encendido luego del triunfo de Leonardo Mayer.

Monfils estuvo intratable desde el comienzo y casi que en un abrir y cerrar de ojos se llevó el primer set por 6-1. Tan simple como ello, fue paliza, pero baile técnico, porque le jugo todo el juego molestando a su rival con pelotas profundas, jugando a las líneas moviéndolo de lado a lado y quebrándole en el cuarto y en el sexto set. Lo más duro para Cuevas es que nunca encontró el ritmo, siempre pegó retrocediendo y gracias a ello Monfils se pudo meter adentro de la cancha y jugó dentro de los tres cuartos, haciendo lo que quiso

La reacción de Cuevas no se hizo esperar aunque el europeo no retrocedía ni un centímetro, apostando a sus potentes golpes. La garra charrúa, también empezó a sentirse en Buenos Aires y aunque estaba herido, Pablo vendió muy cara su derrota, porque empezó a jugarle al revés al francés, no dejando que se invierta y eso emparejó el partido. Pero en el tres iguales, Monfils volvió a dañar el saque de Cuevas y con ello le bastó para llevarse el set por 6-4.

De mantener este tenis, Monfils será candidato a llegar lejos. En octavos ira ante el serbio Dusan Lajovic. Pero ya le hizo un guiño al público, ya los conquisto y es de esperar que el jueves este lleno el Guillermo Vilas.