Diego Scwartzman da vuelta lo imposible

El argentino Diego Schwartzman le gano en un partido durísimo al brasilero Thomas Bellucci por 3-6, 6-3 y 6-2 en la segunda ronda del Argentina Open, su próximo rival será la sorpresa del torneo Aljaz Bedene.

Diego Scwartzman da vuelta lo imposible
El Peque sacó adelante un partido muy complicado. Imagen: @ArgentinaOpen

Que partido se le escapó a Bellucci, como bajo la intensidad, el brasileño estaba jugando como top 30 del mundo como lo fue y dejo escapar una gran oportunidad en la Argentina. Porque en el primer set lo pasó por encima al "Peque", pero después se fue desinflando de a poco y dejo que el argentino recupere su nivel y se quede con el pasaje a cuartos de final.

Rápidamente el Peque se quedó con su servicio en cero, pero la buena mano de Bellucci que como todo zurdo se paraba en tres cuartos de cancha para disponer de toda la estancia con el drive a su merced, comenzaba a complicar al argentino.

Diego muy frontal, ante el buen planteo del brasileño que lo mantenía detrás y no le permitía desarrollar su juego, y así fue el primer punto de quiebre para Bellucci, quien en la primera opción logró el quiebre ante un Diego Schwartzman que no podía meterse en el partido. Por momentos la casaca de candidato le pesaba, el peque trató luego de meterle presión al brasileño, quien tenía la dura tarea de jugar de derecha contra el tremendo revés del argentino y por ello el peque recuperó el quiebre. Pero el brasileño estaba muy bien, su potencia hacia mucho daño en el juego del argentino y por ello se quedó con el primer set con total autoridad.

En el arranque del segundo set Diego entro con otro ímpetu, fue tremendo con las devoluciones y eso le permitió adelantarse 2-0 en el marcador, con un quiebre arriba. El quiebre se fue sosteniendo en el tiempo y llegaron al 3-2 con el saque del argentino, a quien por momentos lo levantaba más la gente que sus propios golpes, ya que no podía encontrar el rumbo al partido y aunque estaba arriba en el marcador, continuaba quejándose con su banco, buscando soluciones a la potencia de Bellucci.

Una buena solución estaba en su revés, abriéndolo al brasileño y luego poniéndolo a correr. Por ello en el séptimo juego de saque el argentino empezó a devolver abierto sobre el drive del zurdo Bellucci, pero aunque no causo el quiebre entró a generar problemas sobre todo cuando el carioca quería invertirse. Y fue así que con toda la potencia, con toda la presión unas de las mejores devoluciones del ATP tuvo cuatro puntos de quiebre, taladrando sobre el revés de Bellucci, que luego de un revés paralelo con slice provoca el error del brasileños, volviendo a quebrar y quedándose con el saque y el segundo set por 6-3.

El tercero arrancó de la misma forma que el segundo, con un Bellucci jugando con toda su potencia y el argentino buscándole el revés, a los dos les costaba sostener el servicio, Diego sin primeros saques era vulnerable y por eso todo le costaba mucho más (teniendo en cuenta que no tiene potencia con su segundo saque y si no tiene efecto es muy probable que se ponga a defenderse).

Pero Bellucci estaba tocado, el envión del segundo set había fortalecido al argentino, la gente también era partícipe necesario del partido y gracias a un tremendo intercambio de golpes, y el carioca le cedió el quiebre a Diego en el cuarto juego, gracias a un error no forzado pegando parado de derecha. El partido comenzó a dar el vuelco definitivo, Schwartzman solo necesitaba meter primeros saques, pero nuevamente fue Bellucci con otra derecha que voló afuera de la cancha quien le dio la tranquilidad de sostener el saque al Peque.

Bellucci, ya estaba descontrolado, un jugador que si metiera todo lo que pega, estaría mucho más arriba en el ATP, como lo estuvo en su momento, enfrente tenía un frontón que devolvía todo lo que le tiraba el brasileño, pero por momentos se hacía de cristal, por ello el carioca tuvo dos puntos de quiebre, pero el argentino cambió el juego, se metió dentro de la cancha y en base a buenas decisiones de ataque logro salvar el game. Un partido muy complicado que sacó hoy el argentino, donde no tuvo opciones en el primer set y luego Bellucci le fue cediendo la iniciativa y se quedó con el pasaje a cuartos de final donde lo espera Bedene, la gran sorpresa por ahora de octavos.