Rublev sorteó un partido complicado y sigue en Rotterdam

El joven ruso no la tuvo fácil ante Damir Dzumhur, que se lo complicó hasta el último momento. Pese a ello, Rublev sacó adelante el encuentro y está en los cuartos de final del ATP 500 de Rotterdam.

Rublev sorteó un partido complicado y sigue en Rotterdam
Rublev festejando la victoria | Foto: ATP

Andrey Rublev y Damir Dzumhur protagonizaron un gran partido en la cancha central del ATP 500 de Rotterdam. Un encuentro que tuvo un gran ritmo y se tornó sumamente entretenido. Sin embargo, uno debía ganar. El ruso superó al bosnio 6-4 y 7-6 (4) luego de una hora y 47 minutos de partido.

Dzumhur arrancó el encuentro buscando ponerle el límite y marcarle la cancha a su rival. Por momentos lo encontró, dado que le quebró en el primer game buscando establecer la diferencia inicial. Es más, en el tercero, el bosnio desperdició dos chances para romperle el servicio a su contricante y prácticamente sellar la manga. Pero no pudo y Rublev se animó a más.

Velozmente, el ruso recuperó la diferencia pero la volvió a perder en el juego siguiente. Break a favor de Dzumhur, que lo mantuvo hasta el séptimo game. Con dos roturas de forma consecutiva, Rublev dio vuelta el marcador y por consiguiente, se adueño del primer capítulo. Un revés deportivo para el bosnio, que dominó las acciones desde la pelota inicial.

El segundo set tuvo mejores números que el anterior, ambos por encima del 70% de primeros servicios y el partido se volvió atrapante. Nuevamente, el nacido en Sarajevo fue el pionero en quebrar, pero rápidamente, Rublev no lo dejó escaparse en el marcador. En el sexto game, Dzumhur volvió a romper el saque del nacido en Moscú, pero éste lo recuperó un instante después.

El partido se extendió hasta el tie-break. Sin embargo, pudo haberse definido antes, dado que Andrey tuvo dos pelotas para partido en el 5-4, que no pudo capitalizar. En el desempate ninguno estuvo sólido con el saque y cualquiera era el candidato a quedarse con la manga. Rublev estuvo más firme y dispuso de dos match points más. Allí no falló y selló el pase a los cuartos de final del ATP 500 de Rotterdam.