Temas del momento: Desencanto 'verdiblanco'
Connect with facebook

El recuerdo de una noche histórica

Este viernes se cumplen 18 años de la primera victoria del Deportivo Cali en una final de Copa Libertadores. Aquella noche 'caleña' le abrió la posibilidad más cercana para llegar a su primera 'Libertadores'.

El recuerdo de una noche histórica
Arriba de izquierda a derecha: Zapata (QEPD), Yepes, Dudamel, Bonilla, Mosquera y Viveros.Abajo de izquierda a derecha: Córdoba (QEPD), Bedoya, Candelo, Castillo y Pérez. Foto tomada de PasionFutbol.com

En el año 1999, Deportivo Cali tuvo la oportunidad de jugar su segunda final en la Copa Libertadores, tras la primera en 1978 que perdía ante Boca Juniors. El cuadro azucarero era el tercer equipo colombiano junto a Nacional (1995) y América (1996), que llegaba a una final continental en la década de los 90.

(También les puede interesar: Héctor Cárdenas: "En el Atanasio debemos dar el segundo paso")

José Eugenio Hernández logro instalar al Cali en lo más alto a nivel continental, el entrenador junto a un grupo de jugadores estelares dieron la oportunidad de llegar a una final tras 20 años de su última final.

La noche del miércoles 2 de junio de 1999 fue histórica para el Deportivo Cali, aquel día el cuadro verdiblanco se imponía al verdao, siendo esta la única victoria en esa instancia para el club.

Esa noche, el olímpico Pascual Guerrero tuvo un lleno total, la expectativa era enorme, aunque el Cali padecía la mala suerte. A minutos de iniciar el encuentro, se lesiono Arley Betancourt, figura del equipo.

Con un solitario gol de Víctor Bonilla, de cabeza, marcando la única diana del partido y la sellaría la única victoria verdiblanca en finales de Copa Libertadores.

En el libro una pasión vestida de verde de José Fernando Millán, Cheche Hernández describió al grupo que lo llevo a jugar la final continental. “Te voy a decir como era ese grupo de irresponsable, de atrevido, de irrespetuoso, de insolente. Estoy en el cuarto con el cuerpo técnico antes de ir hablar con los jugadores para la charla técnica. Entonces les digo: Son las 5:20, vámonos para las habitaciones que la charla es a las 5 y media y no han bajado. Están las puertas abiertas y conectadas las habitaciones. Están todos los jugadores y las maletas con ropa. Estaban comprando ropa cuando vas para un hijueputa final de Copa Libertadores. Pero era la tranquilidad que ellos tenían”.

Al final, la historia no tuvo un final feliz, tras el 2-1 en cancha del Palmeiras, la final se definió en la serie de penales. Para desatino del cuadro verdiblanco, Gerardo Bedoya y el capitán Martín Zapata, votaron sus lanzamientos y el Cali perdió la opción de ser campeones de América.

En la historia quedará que el equipo estuvo a un gol o a dos penaltis de ser campeones de América, no se llevaron la copa, pero si el reconocimiento institucional al mejor club deportivo del país y uno de los grandes clubes de fútbol del continente.