Guía VAVEL: 'playoffs' LigaAguila 2016-II: Independiente Medellín

Después de superar un bache que le costó varios puntos, el DIM se clasificó a los cuartos de final del rentado nacional con una fecha de anticipación. VAVEL Colombia analizó al cuadro antioqueño de cara a su participación en la ronda definitiva.

Guía VAVEL: 'playoffs' LigaAguila 2016-II: Independiente Medellín
Fotomontaje: Julián Narváez - VAVEL Colombia

El próximo sábado, el Deportivo Independiente Medellín se medirá ante Santa Fe en la ida de los cuartos de final de la Liga Águila. Al equipo de Leonel Álvarez le costó más de lo esperado asegurar su clasificación, tanto así que incluso terminó ubicado en la quinta casilla, después de estar entre los primeros cuatro durante gran parte del torneo.

Medellín logró 33 puntos en el todos contra todos, los mismos que Tolima, Santa Fe y Millonarios, pero en diferencia de gol quedó relegado por el Pijao y el Cardenal. 

Hay muchos aspectos positivos que resaltar de estos primeros 20 compromisos del DIM en el campeonato, pero también tendrá que mejorar si quiere repetir el título que consiguió durante la primera mitad del año.

Marca goles, pero también los encaja en demasía

El Poderoso finalizó su primera etapa en la Liga como el segundo equipo más goleador del todos contra todos. Con 31 tantos, apenas uno menos que Atlético Nacional, el cuadro paisa se afianzó gracias a una delantera sólida, aunque carente de eficacia, ya que son muchas las opciones que se pierde durante los partidos.

Pero, en contraste, los 26 goles que encajó hasta la fecha 20 lo dejan como el equipo menos favorecido en defensa de los ocho clasificados, especialmente de visitante, condición en la cual le marcaron 18 anotaciones.

Sin duda, Medellín tendrá que mejorar su balance en la zaga, ya que los números del semestre son negativos y muchos jugadores bajaron el nivel con el que se consolidaron el campeonato anterior.

Su único punto a favor en defensa lo pone el hecho de que el Independiente Santa Fe es el equipo menos goleador del grupo de los ocho, con apenas 22 tantos, nueve menos que los que anotaron los dirigidos por Leonel Álvarez.

Las lesiones, el principal dolor de cabeza

El segundo semestre del 2016 llegó cargado de compromisos para el DIM, lo cual lo obligaba a sacar lo mejor de su nómina y distribuirla en tres torneos: la Liga, la Copa Águila y la Sudamericana. Sin embargo, el plantel nunca fue extenso y las lesiones, algunas de ellas graves, redujeron aún más el número de jugadores a disposición de Leonel.

Leonardo Castro, su principal ficha en el ataque, está recuperándose de una lesión en el ligamento cruzado, que lo tendrá por fuera de las canchas hasta el próximo año. Carlos Ibargüen, William Parra y Sebastián Macías son otros de los jugadores que no tendrán más acción en 2016.

Otros jugadores de la plantilla sufrieron molestías a medida que pasaban los compromisos, lo que obligó a Leonel Álvarez a privarse de algunas fichas en casi todo el tramo de la Liga Águila. A eso hay que sumar que David González se perdió algunos juegos por sus llamados a la Selección Colombia y el nivel de Luis Vásquez no es el mejor.

Las bajas constantes y el cansancio acumulado le jugaron una mala pasada al Medellín y, a pesar de que no estuvo a la altura de las otras dos competiciones desde lo futbolístico, se le puede atribuir gran parte de la culpa al hecho de que eran muy pocos futbolistas para una gran cantidad de partidos.

La paridad con su rival es evidente

Con números muy similares llegan el DIM y el Santa Fe a la disputa entre ambos por los cuartos de final. Desde el resultado en el todos contra todos, hasta la posición en Liga, no hay mucha diferencia a priori entre antioqueños y bogotanos.

En la fecha nueve se vieron las caras en Bogotá y terminaron igualados a un gol. Marrugo y Falcón se hicieron cargo de vulnerar los arcos en Techo.

Otra muestra de la condición de igualdad es que ambos llegaron a la cifra de 33 puntos en el todos contra todos, aunque por diferencia de gol la posición quedó para Santa Fe (+7 contra +5).

Los dos equipos contrastan en en nivel de eficacia que tienen en diferentes funciones: Medellín es el segundo equipo más goleador de los ocho, pero a la vez el más goleado, mientras que Santa Fe es el que menos anota, pero también el que menos goles recibe.

El DIM llega a esta instancia tras caer derrotado 3-1 ante Millonarios, mientras que Santa Fe venció a Once Caldas en Manizales. Pero, ambos conjuntos saben que ahora hay más en juego y sin duda protagonizarán una llave cargada de buen fútbol y tensión hasta la definición en Bogotá.