DIM vs América: Un duelo con altas emociones

En el partido más atractivo de la fecha 18 de la Liga Águila, el DIM logró rescatar un empate ante el América de Cali. Los dirigidos por Zubeldía se vieron abajo en dos ocasiones, pero dieron muestra de jerarquía para reponerse en la adversidad.

DIM vs América: Un duelo con altas emociones
'poderosos' y 'diablos', un partido de pulsaciones a mil | Foto: VAVEL Colombia - Daniela Paniagua

Deportivo Independiente Medellín y América de Cali no se sacaron ventajas. El duelo de 'rojos' terminó con una igualdad de (2-2) el compromiso tuvo todos los condimentos propios de un partido entre equipos tradicionales del FPC: goles, regates, polémicas arbitrales y expulsiones.

En el inicio del partido el 'poderoso' se vio sorprendido ante un 'diablo' avasallador. Los dirigidos por Hernán Torres salieron al Atanasio y fueron los que tomaron la iniciativa en el frente de ataque; de la mano de Brayan Angulo, Steven Lucumí y Santiago 'el gato' Silva el 'rojo' de Cali inquietaba la zaga del DIM.

Por su parte, el 'rojo de la montaña' se mostraba impotente al momento de contrarrestar los ataques del rival, sobretodo por el costado izquierdo. Luego del gol de la visita, el DIM empezó a salir del letargo en el que estaba sumergido a través de su abanderado, Juan Fernando Quintero quien por medio de remates de tiro libre estresaba al portero de la 'mechita'.

Luego los papeles cambiaron y el 'poderoso' se hizo grande. Se pudo ver la mejoría cuando Marrugo y Quintero se empezaron a asociar y, fue ahí, donde encontraron la paridad. Sin embargo, la zaga paisa seguía permeable y no ofrecía garantías al momento de despejar los balones de costado.

De nuevo América se puso arriba aprovechando la flaqueza defensiva de Medellín. Pero en ese momento el 'equipo del pueblo' dio una muestra de jerarquía y se repuso al golpe americano. Quintero por lejos fue el más incisivo e inquietante, rematando desde afuera como brindando asistencia a sus compañeros.

Así mismo, es preciso decir que América no tuvo la capacidad para mantener el ritmo y concentración suficiente para detener la incursión 'poderosa'. Sobre el final los ánimos estaban caldeados, puesto que el juego fuerte y la omisión de faltas por parte del central estuvieron presentes durante todo el transcurso del partido. 

Ahora el equipo al mando de Luis Zubeldía pensará en el partido contra Emelec por la Conmebol Libertadores Bridgestone. El cruce contra los ecuatorianos sería, tal vez, el partido más importante en lo que va del semestre debido a que de ganarlo se clasificarían a los octavos sino tendrían que buscar en Argentina, ante River Plate, el tiquete a dicha instancia. 

Para cumplir con el objetivo de estar entre los 16 mejores de América, la escuadra antioqueña tendrá que corregir los errores defensivos en el juego aéreo y tratar de lograr un nivel de concentración de principio a fin en los partidos.