DIM - Atlético Huila: empate con pocas emociones

Análisis. El poderoso empató con Atlético Huila en el Atanasio Girardot, en un juego que no tuvo muchas llegadas a gol por parte del local.

DIM - Atlético Huila: empate con pocas emociones
Fotografía: Rojomibuenamigo

Luego de haber ajustado caja en el partido anterior en condición de visitante ante Envigado, el Poderoso no pudo sacar los tres puntos en su casa ante el Atlético Huila.

El partido se desarrolló al igual que el primer encuentro que tuvo ante Millonarios, partido que también empató a un gol luego de empezar perdiendo.

Un primer tiempo con un Medellín desconocido en mitad de campo, con poca creación de fútbol para llegar al arco contrario, tanto así que la única llegada clara a gol la tuvo Édinson Toloza de tiro libre, el cuál al final terminaría siendo el empate al finalizar la primera parte.

El juego aéreo

En esta primera etapa del partido se perdió mucho en el juego aéreo, se generaban muchas faltas en las cercanías del área defendida por David González, las cuales terminaban siendo tiros libres peligrosos para una defensa que fue permisiva en el juego aéreo, tanto así que el gol del Huila terminó siendo un cabezazo que fue inatajable para el guardameta del rojo.

No fue un buen partido para Daniel Cataño, y terminó siendo sustituido al fin del primer tiempo, en su lugar saltó a la cancha para el periodo complementario Juan Fernando Quintero, quien le dio un poco de más creatividad y de llegadas al equipo antioqueño.

Se pudo evidenciar que también se ganó más peligro en el área contraria en los tiros libres y tiros de esquina, con centros precisos y difíciles de rechazar para los defensas contrarios, sin embargo, dichas oportunidades claras no fueron terminadas correctamente.

Poca proyección de los laterales

Se podía evidenciar claramente la poca ampliación que generaban los laterales cuando el cuadro antioqueño atacaba, casi siempre se intentaba entrar por la zona central que estaba bien resguardada por el equipo huilense, pero las ocasiones de gol que se tuvieron en todo el partido fueron generadas cuando se buscaba la proyección de Toloza con su rapidez por la banda derecha, o cuando el juvenil Yulián Gomez se lograba proyectar por la banda izquierda, pero pocas veces lo hacia.

Bajo nivel y falta de ritmo de jugadores

El bajo nivel de varios de los futbolistas al mando del cuadro rojo se notan claramente, Luis Carlos Arias no tuvo un buen partido al final fue sustituido por Valentín Viola quien volvía de una lesión y claramente sin ritmo. A pesar del indiscutible talento de Juan Fernando Quintero se pudo ver su falta de ritmo de competición, sin embargo, con él en cancha el equipo tuvo más llegadas al arco contrario. Y Leonardo Castro no ha podido encontrar el gol que le de más tranquilidad a él y a la hinchada, aún se le ve muy ansioso y perdió varios balones con malas entregas a compañeros.

El poderoso deberá seguir trabajando y engranando todos los enlaces que necesita en el medio campo, sostener más el balón y generar más jugadas de gol. Se le ha visto mejoría en la zona defensiva con respecto al semestre pasado. Su próximo partido será ante el Once Caldas el sábado 22 de julio a las 7:45 pm en condición de visitante, y a partir de allí preparar el partido decisivo por Copa Sudamericana ante Racing.