Especial: Quinquenio 'verdolaga' 2013

Atlético Nacional llegó a su decimocuarta final en los últimos cinco años, Liga Águila, Copa Águila, Superliga, Copa Sudamericana y Copa Libertadores los torneos donde los 'verdolagas' han batallado por llenarse de gloria. En esta ocasión les traemos el segundo capítulo de las cuatro entregas, donde recordaremos el memorable 2013, con bicampeonato de Liga y Copa incluido.

Especial: Quinquenio 'verdolaga' 2013
La 'hegemonía paisa' se notó en el 2013, las dos Ligas y la Copa fueron 'verdolagas'. | Foto: Hector Fabio Zapata- ETCE

Tras el agridulce final en el 2012, donde obtuvo la Copa Colombia y Superliga, pero estuvo a un gol de instalarse en la final por la estrella 12. Atlético Nacional de la mano de Juan Carlos Osorio y con más refuerzos comenzó el engranaje de su maquinaria para el 2013. 

Al comienzo hubo muchas críticas de parte de la hinchada, algún sector del periodismo y colegas de Osorio quienes no le gustaba algunas formas que implementaba su trabajo. Sin embargo, el 'profe' se sostenía con los resultados, muchos empates por cierto, pero donde un gol agónico de Sherman Cárdenas ante Millonarios le dio ese 'click' que estaba esperando para caminar de la mano a la gloria. 

2013-I, El 'verde' rompió esquemas y estampó una estrella más en su escudo

Foto: EFE
Foto: EFE

Desde aquel triunfo sobre el equipo 'embajador', la denominada 'curva ascendente' por muchos comenzó a darle la razón a los planteamientos del risaraldense Juan Carlos Osorio. El 'mister' comenzó como un actor de reparto en la Liga 2013-I y en el acto final le robó el protagónico a Independiente Santa Fe, otrora campeón en 2012 después de 35 años. Quien hizo una magnífica Copa Libertadores donde llegó a semifinales y el cual era el equipo a vencer en el torneo doméstico. 

Con un esquema discutido, Osorio rescató un empate sin goles en Medellín. Sin su gente, con un ambiente hostil en el campín, sumado a un fuerte equipo 'cardenal', las esperanzas para el conjunto 'verdolaga' comenzaban a esfumarse en el frío aire capitalino. 

Luego llegaron los goles de Jefferson Duque, si, aquel ignoto delantero goleador en Rionegro y al que Osorio apostó desde el vamos en la Superliga 2012, le dio réditos allí y luego fue parte fundamental en la duodécima estrella. El segundo y lapidario gol fue de Luis Fernando Mosquera, el 'mosco' otro resistido de la afición por su discreto modo de jugar en Nacional, sumado a los antecedentes en el DIM, lo plantaba en el ojo del huracán, siempre que pisaba el terreno de juego con la camiseta del 'verde paisa'.

El par de goles llegaron  como un vaso gélido de agua sobre los cerca de 43.000 aficionados 'cardenales' que veían como se agotaba una gran campaña que pasó al olvido inmediato luego de no gritar campeón. 

Desde 1976, Nacional no lograba un campeonato fuera de casa, la celebración marcó época en la 'capital de la montaña', hasta largas horas de la noche los aficionados esperaron por sus héroes, los que perdurarán en la historia como artífices del 'campinazo'.

Copa Colombia 2013, la victoria se vistió de 'verde'

Foto: EFE
Foto: EFE

El año 2013 continuó y pese a que en la Copa Sudamericana no hubo un final feliz, la Copa Colombia era el camino que el 'verde' necesitaba recorrer en buen puerto si quería revancha en el 2014. 

Millonarios, campeón en 2011 era el rival en la quinta final en tres años que afrontaban los 'verdolagas'. Luego de un partido ríspido en Bogotá, la vuelta en Medellín dejó para definirse con un brillante gol de Juan David Valencia, el lateral así como ante Itagüí, trajo de nuevo la gloria a los 'paisas'. La segunda Copa Colombia está aquí y llegó para quedarse. 

2013-II, el 'duelo de verdes' lo ganó Nacional

Foto: El Colombiano
Foto: El Colombiano

El impulso que derivó en la obtención de la Copa Colombia, le bastó al cuadro 'verdolaga' repetir su gesta liguera. La víctima en esta ocasión fue un Deportivo Cali con un gran proceso, pero que pecó en algunos pasajes por la inexperiencia de algunos jugadores. 

Con la igualdad en el Pascual Guerrero, nuevamente el Atanasio Girardot era el punto donde otra estrella colgaría en el firmamento antioqueño. Un inspirado Luis Martínez y el gran Jefferson Duque como delantero intratable le brindó una nueva alegría para los hinchas 'verdes'. El segundo bicampeonato en torneos cortos, un logro con fundamentos en el proceso, el trabajo y la dedicación.