Franco Armani, la figura 'verdolaga' en la semifinal sudamericana

El arquero Franco Armani fue la figura indiscutida en el empate sin goles de la semifinal de Copa Sudamericana entre Atlético Nacional y Cerro Porteño. Las atajadas del argentino fueron fundamentales para que los verdolagas llegaran a su segunda final continental en 2016.

Franco Armani, la figura 'verdolaga' en la semifinal sudamericana
Franco Armani fue figura de su equipo y jugará su tercera final continental. | Foto: Atlético Nacional

Aunque no es novedad que Franco Armani sea la figura en un partido importante, el buen juego de Atlético Nacional no se lo había permitido desde hacía varias fechas pues durante la Copa Sudamericana no se vio tan exigido como en  ocasiones anteriores.

Armani, quien está haciendo trámites para obtener la nacionalidad colombiana, mantuvo su arco en cero y respondió a carta cabal las exigencias de un Cerro Porteño que complicó con algunas ocasiones de gol en el segundo tiempo. El arquero 'verdolaga' se vio infranqueable y ratificó  su condición de figura del equipo antioqueño.

En la primera etapa  Atlético Nacional tuvo las opciones más claras y el 'ciclón del barrio obrero', a pesar de que tuvo algunas aproximaciones, no llegó con contundencia al arco custodiado por Franco Armani y este no se vio exigido.

Luego de 64 minutos y un par de opciones claras que el equipo verde no supo concretar, un pase filtrado de Cecilio Domínguez dejó frente al arco al delantero Guillermo Beltrán que disparó de primera e hizo responder a Franco Armani con una de esas atajadas que salvan partidos y clasificaciones, llevándose el aplauso de la fanaticada.

Más tarde, un tiro de media distancia de Rodrigo Rojas exigió nuevamente a Armani quien se tiró a su palo derecho y despejó el balón. Luego Cecilio Domínguez remató por un costado y el arquero verde no se complicó y envío el balón al tiro de esquina, salvando nuevamente a su equipo y convirtiéndose en figura.

Los últimos minutos no tuvieron mayor peligro y el partido se volvió de ida y vuelta,  el argentino respondió sin problema a los centros al área de Cerro y Atlético Nacional se clasificó por tercera vez  a la final de la Copa Sudamericana (las anteriores en 2002 y 2014).

Franco Armani demostró nuevamente ser uno de los mejores arqueros del continente, busca obtener su título número doce con Nacional y sigue haciendo méritos para ser tenido en cuenta en la Selección Argentina dirigida por Edgardo Bauza.