Juan Manuel Lillo, cuarto técnico europeo en dirigir a Nacional

El español que asumirá este martes la conducción de Atlético Nacional se une a Lothar Padel, Vladimir Popovic y Ramón Cabrero. Un dato en común es que estos tres técnicos duraron menos de un año al mando. Juan Manuel Lillo tiene el desafío de romper esta racha.

Juan Manuel Lillo, cuarto técnico europeo en dirigir a Nacional
Fotomontaje: VAVEL Colombia

Tras seis años y medio al mando de técnicos colombianos, desde este martes 27 de junio Atlético Nacional tendrá al español Juan Manuel Lillo como su nuevo entrenador. Lillo será el cuarto técnico europeo y segundo ibérico que estará al frente del equipo 'verdolaga'. El alemán Lothar Padel en 1969, el serbio Vladimir Popovic en 1973 y el español aunque con nacionalidad argentina Ramón Cabrero en 2009.

22 técnicos extranjeros ha dirigido a Nacional en 70 años: 10 argentinos, seis uruguayos, un brasileño, un paraguayo y cuatro europeos (dos españoles, un alemán y un serbio).  

A continuación en esta nota repasaremos por las campañas de estos tres entrenadores, quienes tienen algo en común más allá de ser del 'viejo continente', los tres no lograron llegar al año al frente de Nacional.

Lothar Padel, el interino pionero 

Foto: Atlético Nacional
Foto: Atlético Nacional

Con la partida de Walter Goulart da Silveira 'Santos Cristo' en junio de 1969, el alemán Lothar Padel asumió el cargo de manera interina. Fue por un mes en el que el europeo trabajó con el plantel 'verdolaga'. La experiencia no duró mucho, puesto que Bernardo 'Cunda' Valencia asumió el cargo antes de finalizar este mes. A pesar de haber asumido como entrenador, Padel no dirigió ni un solo encuentro. 

Vladimir Popovic, el arquitecto de la segunda estrella

Foto: El Colombiano
Foto: El Colombiano

Campeón con Independiente Santa Fe en 1971, el serbio Vladimir Popovic llegó a comienzos de 1973 al Atlético Nacional para ponerle fin a una sequía de 19 años sin ganar un título (la más larga en 70 años de historia), el europeo comandó una gran nómina encabezada por jugadores de la talla de Raúl Navarro, 'Tito' Manuel Gómez, entre otros.

Sin embargo, en el torneo apertura los malos resultados desencadenaron que Popovic abandonara el equipo de cara al torneo finalización, donde llegó César López Fretes. El paraguayo realizó una campaña estelar que derivó en el título 'verdolaga' en diciembre. 

A pesar de su flojo resultado con Nacional, el serbio tuvo su revancha con el Deportivo Cali, en 1974 conquistando la cuarta estrella 'azucarera'. 

Ramón Cabrero, el hispano-argentino que sembró una semilla

Foto: El Colombiano
Foto: El Colombiano

Luego de una floja campaña con fracaso a bordo en la Copa Libertadores 2008, donde el 'mundialista' Luis Fernándo Suárez cumplió las expectativas en su segundo ciclo como entrenador 'verdolaga'. 

Para mayo de 2009, después del interinato de José Fernándo Santa, Atlético Nacional apuesta nuevamente por un técnico extranjero, de pargaminos y que tenía como meta emular lo que había logrado en Lanús, un equipo chico de Argentina que salió campeón en 2007 con una gran base de jugadores surgidos en la cantera del club 'granate'. Este era el argentino de origen español Ramón Cabrero

Nacido en Santander, España el técnico venía de imponer una 'revolución' en el fútbol argentino. Las esperanzas de volver a los primeros lugares estaban puestas en el, no solo para consolidar juveniles, sino para volver a ese fútbol de fantasía que la hinchada de Nacional reclamaba. 

22 técnicos extranjeros han dirigido a Nacional en 70 años de historia.

En el finalización 2009, Cabrero logró clasificar al 'verde paisa' entre los ocho mejores, perdiendo su opción de llegar a la final ante el Atlético Huila en la penúltima fecha de los cuadrangulares semifinales. De su mano trajo a Gastón Pezzuti y Ezequiel Maggiolo, baluartes argentinos de una campaña más que aceptable para su primera experiencia fuera del fútbol 'albiceleste'. 

Con el ex Lanús debutaron jugadores como Orlando BerríoEdwin Cardona, con este último no hubo muy buena relación por el comportamiento del volante quien más tarde brillaría con el equipo 'verdolaga'. Además, gracias a Cabrero Nacional tuvo aquella famosa pretemporada en Argentina donde el destino de un tal Franco Armani se cruzaría con el conjunto antioqueño. 

Sin mucho suceso en el 'verde', en abril de 2010 se fue de Nacional dejando una base que más tarde se convirtió en la décima estrella ganada en el 2011. 

Juan Manuel Lillo, un libro sabio sin títulos

Foto: El Tiempo
Foto: El Tiempo

Este español de 51 años, lleva 34 años en el mundo del fútbol. Desde los 17, en el modesto Tolosa de su ciudad natal, Juan Manuel Lillo estuvo comandando grupos. Tras una extensa lista de equipos en primera división y el ascenso de España, tuvo su oportunidad en el exterior dirigiendo el Club Dorados de Sinaloa de México en 2005, donde intentó salvarlo del descenso sin mucho éxito. En el equipo 'azteca' tuvo en sus filas a Josep Guardiola, quien lo considera su 'mentor'. 

En el 2006, Lillo regresa a España para dirigir dos años después a la Real Sociedad y la Unión Deportiva Almería donde cosechó dos descensos de manera consecutiva. Para el 2014 llega por primera vez al fútbol colombiano de la mano de un grande como Millonarios, quizás el único hasta ahora que ha dirigido.

Con el equipo 'albiazul' fueron más errores que aciertos, con una campaña regular se despidió del club colombiano para ser el asistente de Jorge Sampaoli en la Selección Chilena, donde ganó la Copa América 2015 y 2016, posteriormente el argentino se lo lleva al Sevilla de España quien fuera su última experiencia. 

En el medio de los entrenadores, Lillo es una persona respetada por sus trabajos y la capacidad de trabajo en sus equipos. Sin embargo, la baja productividad es lo que más inquieta a los hinchas 'verdes'. 

Para él será un duro examen, no solo porque tiene que mantener la racha ganadora del último sexenio, sino que deberá sacar jugadores de la cantera y agradar con su fútbol al hincha, una ecuación que deberá aplicar a la perfección. 

El tiempo será el juez que determine si 'la cuarta fue la vencida' para los del 'viejo continente' y que por primera vez, Lillo se corone campeón como entrenador en jefe.