¿Por Qué? Un Clásico siempre será un impredecible Clásico Del Astillero

Por qué Emelec podría perder el Clásico,

En los últimos años el equipo de Emelec no ha podido doblegar a Barcelona, es un equipo con muchas ganas, pero no tiene la jerarquía necearía para afrontar grandes retos, han hecho partidos a excelente nivel en los cotejos internacionales como Olimpia, U de Chile, Fluminense, Flamengo, Vélez etc. Pero, eso a veces no alcanza.

Los problemas de definición que aquejan al Millonario simplemente hacen que el volumen ofensivo que genera se reduzca considerablemente en cuanto a goles se refiere. Su joven delantero centro, Marlon De Jesús, aun no explota las redes contrarias, pero deja entrever que tiene futuro y es un gran proyecto, pero no lo consideraría indiscutible en el ataque. Al ser el Quinteros el que se fía de su jugador y le entrega toda la confianza y el peso ofensivo del equipo recae sobre él, tiene que estar a la altura que las circunstancias demandan.

Lo sospechado y vaticinado que son sus variantes ofensivas, hacen que los planteamientos del DT emelecista se vuelvan vulnerables ante la defensa rival. Siempre busca maneras de objetar a la inminente titularidad de Marcos Caicedo y lo usa al cambio cuando el partido esta complicado o de alguna manera entiende que Giménez no solucionara el altercado.

Los juegos por las bandas y el abuso del pelotazo son sus enflaquecimientos, tendrá que restablecerlos para saber administrar sus variantes si quiere salir airoso.  Todo esto se suma a la usencia de su mejor zaguero central, Gabriel Achilier, quien por suspensión no será de la partida. Le deja la oportunidad a Narváez que jugara su primer Clásico del Astillero.

Pero lo ganará.

El nivel de juego expuesto por el equipo que dirige Gustavo Quinteros es algo admirable, no es contradictorio las flaquezas que presenta con la solidez que tiene en todas sus líneas. Cuando resigna el pelotazo y se activan sus medios centros el balón empieza a rotar. Lo manejan en el medio campo, saben cuando atacar con rapidez y la habilidad de sus punteros permite que en mas de una ocasión queden solos frente al arco para definir.

Las ansias de revancha que tienen los jugadores, por las heridas aún frescas del ultimo partido jugado en el Salado, por dejar limpio su nombre y enaltecer el del club, son altísimas. El orgullo que les produce vestir esos colores solo está por debajo de la ambición que tienen por entregarle la gloria a Cristo. Su mayor fortaleza quizás se radica justamente en eso, en la unión que tienen, la unión hace la fuerza, y a un equipo de hermanos es más difícil ganarle. Son muchas las frases que reivindican lo que estos jugadores emanan en el campo de juego. Su solidaridad y lo compacto que son como bloques, el defensivo comprende 9 jugadores fijos y el ofensivo lo conforman otros 9 solo dejando uno para cumplir la labor de sacrificio y el arquero, Dreer, en el que se basa la estructura de este conjunto que es el puntero, por lejos, del campeonato nacional.

Por qué Barcelona podría ganar el Clásico,

El habito crea la costumbre y durante los últimos años se están acostumbrando a no perder el Clásico. Es un partido diferente para ellos, porque lo toman así, como algo personal, no importa lo que los 3 puntos signifiquen, quieren la gloria para ellos y no la quieren compartir. Hace muchos años han jugado partidos cruciales y eso les ha servido para entender como afrontar los partidos de alto riesgo y como este es el único, saben de que manera encararlo.

Lo demostrado en el último clásico jugado en el Capwell dejó de manifiesto el carácter que los jugadores a veces criticados pueden llegar a poseer, pero esto sólo se traduce en sudor, a veces no tienen esa clase, ese futbol de frac, pero dejan la vida por no perder.

Apostando siempre a la garra que lo caracteriza, el equipo torero esta recuperando el nivel individual de ciertos jugadores que no tuvieron un gran inicio de campana, aunque por momentos sea solo de local y por lo general cuando el estadio no está lleno y no hay presión.

La experiencia de costas al frente de su equipo es una ventaja distintiva que tienen, ya que al conocer con mayor detalle la intimidad del camerino, debido a que tiene un poco mas de tiempo que su rival, puede obtener mejores resultados desde esa óptica.

Pero lo perderá.

En líneas generales, el equipo no pasa por un buen momento, si por esas cosas de la vida, la presión es vuelve insoportable para ellos, y no cosechan resultados inmediatos, puede comenzar a aterrar la desesperación que este tipo de partidos puede generar.

La intimidación que el solo hecho de querer rescatar el semestre con una victoria los vuelve desesperados y predecibles, lo que podría ser una ventaja competitiva para Emelec, que sabe que aunque lo pierdan no hay nada perdido.

No solo es crisis de resultados, también es crisis de motivación, económica y también de actuación, todos han depreciado sus  niveles individuales en comparación al año anterior y por eso podrán recibir una factura inoportuna que signifique la perdida de los puntos, del prestigio y la designación casi segura en el infierno del olvido y la indiferencia.

Es muy claro que no atraviesan un buen momento y en su anterior partido no pudieron ganarle al ultimo de la tabla. Lo que deja muchas dudas sobre la efectividad de este equipo de cara al enfrentamiento al que mayor poder futbolístico posee en la actualidad del futbol de Ecuador.

No son buenas las horas que se le avecinan al equipo, con las miradas distraídas en medio de auditorias y falta de pago, quieren hacer un paréntesis, pero sin las armas necesario sería una utopía.

O como siempre será empate…

El monumental es un estadio que se le da históricamente bien a ambos equipo. Barcelona como es local tiene una ligera ventaja 17 ganados a 15 con  61 y 51 goles respectivamente.

El empate es el resultado que históricamente se ha repetido en mayor número de veces con 93 en toda la historia, mientras que en cancha del canario son 26 las uniformidades.

VAVEL Logo